Santiago, Chile – 07/12/07. La Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) comenzó este año un trabajo especial respecto de conflictos y organizaciones que impulsan campañas contra proyectos que puedan impactar el medio ambiente. Desde mayo pasado, un especialista que trabajó por una década en la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) ingresó al grupo de analistas de la ANI, con el objetivo de monitorear eventuales conflictos ambientales y a las agrupaciones que participan en estos temas. Una Ong denuncia en una carta que durante unas recientes charlas de formación ambiental para pescadores y la comunidad en Cobquecura y tiempo atrás en otro seminario para pescadores en Puerto Aysén aparecieron “detectives” que chequeaban las personas que ingresaban y estuvieron vigilando todo lo que se dijo en esa oportunidad y en el segundo caso otro ingresó disfrazado de pescador, con la mala suerte para él que fue reconocido. Sostiene la nota que «Como ven, los vicios que antes se le achacaban al gobierno militar están plenamente vigentes, lo que es intolerable. «
Fuente: La Tercera y FIMA, Fiscalía del Medio Ambiente (Ong)

ANI recluta a experto para monitorear conflictos y a ONG ambientalistas
La Tercera ,Viernes, 07 de diciembre de 2007

El organismo de inteligencia contrató a un ex especialista de la Conama en relaciones con la comunidad. Agrupaciones ecologistas están divididas respecto al rol de esta entidad.

La Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) comenzó este año un trabajo especial respecto de conflictos y organizaciones que impulsan campañas contra proyectos que puedan impactar el medio ambiente. Desde mayo pasado, un especialista que trabajó por una década en la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) ingresó al grupo de analistas de la ANI, con el objetivo de monitorear eventuales conflictos ambientales y a las agrupaciones que participan en estos temas.

La labor del experto en la entidad es conocer el funcionamiento de estas agrupaciones, quiénes son sus miembros, de dónde proviene su financiamiento y visualizar eventuales escenarios de conflicto. En esta tarea trabajaría con al menos otros dos funcionarios. El especialista tiene amplios conocimientos en el rol de las comunidades locales a la hora de definir proyectos que pueden tener impactos ambientales, durante la evaluación de las inversiones.

Areas de análisis
Un área a la que la ANI ha puesto mayor atención es el conflicto por la construcción de centrales hidroeléctricas en Aysén, para lo que permanentemente se contactan con directivos de las agrupaciones que se oponen a estos proyectos energéticos.

Incluso, el especialista de la ANI asistió al lanzamiento del libro «Patagonia chilena ¡sin represas!» y recibió una copia de ese texto. «No tenemos problemas en que se conozca en lo que trabajamos. Es bueno que el gobierno sepa lo que sucede en el caso y que la información no sea manipulada por las empresas», plantea un representante del Consejo de Defensa de la Patagonia.

Otro de los problemas que ocupan a la agencia es el conflicto por la construcción del ducto de Celulosa Arauco en la zona de Mehuín, en la Región de los Ríos, para lo que se ha caracterizado a los dirigentes de la pesca y sus acciones.

En otro ámbito, también se ha monitoreado el conflicto por el emplazamiento del proyecto minero Pascua Lama, en la III Región. El dirigente del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales Lucio Cuenca sostuvo que recibió llamadas telefónicas de ese organismo para solicitar información sobre Pascua Lama en 2005, pero no lo hizo. «Están muy atentos a las actividades que hacemos. Sin embargo, no quisimos colaborar con ellos», dijo.

En el gobierno restan dramatismo al tema y aseveran que sólo se trata de analizar información: «No son espías, como algunos creen. Ellos recopilan información y prevén escenarios de crisis», plantea un alto funcionario.

Unidad de análisis
El especialista contratado por al ANI tiene por misión efectuar un seguimiento de todos los conflictos ambientales a nivel nacional y hacer proyecciones sobre el tema.

El experto pertenece a la unidad de análisis sectorial, donde diferentes profesionales se dedican al seguimiento de temas que pueden transformarse en conflictos.

El trabajo de estos profesionales se complementa con funcionarios que realizan análisis territorial, es decir, que monitorean situaciones críticas en diferentes regiones.

Oposición a represas en Aysén: iniciada en 2006 por organizaciones ciudadanas y ambientales.

Las organizaciones rechazan las centrales en la Patagonia. Tienen una fuerte campaña y cuentan con fondos del exterior.

Ducto en Mehuín: Celco anunció en 1996 las descargas en el mar. Ello es rechazado por pescadores locales.

Hoy, los pescadores aprobaron el ducto. Sin embargo, surgieron nuevos grupos mapuches y trabajadores de Niebla que se oponen.

Proyecto minero Pascua Lama: en 2005 se anunció la construcción de una mina en glaciares de Atacama.

Opositores señalan que habrá contaminación de cursos de agua, lo que afectaría la agricultura. Varias ONG iniciaron una campaña.

Por O. Fernández
———————————————————————————————————————————–

Estimado Consejo Consultivo de la
Comisión Nacional del Medio Ambiente – CONAMA:

En la edición del día viernes 7 de diciembre del diario La Tercera, página 26 se lee la siguiente noticia: «ANI recluta experto para monitorear conflictos y a ONG ambientalistas.» El texto de ella no deja dudas respecto del espionaje y seguimiento que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) está sometiendo a las ONG ambientalistas.

Debo decirles que hace algunas semanas FIMA dio en Cobquecura unas charlas de formación ambiental para pescadores y la comunidad en general. Pues bien, en la puerta del lugar donde se daban las charlas impúdicamente se instalaron dos detectives que chequeaban las personas que ingresaban y estuvieron vigilando todo lo que se dijo en esa oportunidad.

A lo anterior, debe agregarse que hace unos tres años atrás, en otro seminario que se dio en Puerto Aysén, para pescadores, ingresó un detective disfrazado de pescador, con la mala suerte para él que lo reconocimos como uno de los detectives que había investigado un robo de computadores que habíamos sufrido unos ocho meses antes. Este hecho se puso en conocimiento del señor Egaña que era en ese momento subsecretario del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, quien tomó este grave hecho con una gran ligereza, sin hacer nada por aclarar el tema.

Como ven, los vicios que antes se le achacaban al gobierno militar están plenamente vigentes, lo que es intolerable.

Solicito de UDS. su apoyo para que se ponga fin a esta campaña de hostigamiento en contra de las ONG, organizaciones que hemos colaborado lealmente con la causa ambiental de nuestro país así como con este Consejo Consultivo.

Fernando Dougnac
Presidente de FIMA, Fiscalía del Medio Ambiente.
Guardia Vieja N° 408, Providencia, Chile.
Fono: 2 – 4217563
www.fima.cl