Un grupo de trabajadores contratistas y dirigentes del proyecto minero Pascua Lama, que lleva adelante la canadiense Barrick Gold entre Chile y Argentina, tomaron hoy una Iglesia católica en la localidad norteña de Vallenar, en protestas por demandas laborales de higiene y seguridad. «Todos los años mueren trabajadores por falta de atención médica, y por lo tanto nosotros nos tomamos la catedral para que la gente sepa cómo estamos trabajando y las condiciones a las que estamos expuestos día a día».

Fuente EFE
El vicepresidente de la Agrupación de Trabajadores y Contratistas de ese proyecto, Rafael Castillo, dijo a Radio Bíobio que «estamos cansados de las malas condiciones de higiene de Pascua Lama, las que son deplorables».

«Todos los años mueren trabajadores por falta de atención médica, y por lo tanto nosotros nos tomamos la catedral para que la gente sepa cómo estamos trabajando y las condiciones a las que estamos expuestos día a día», añadió.

Indicó que cerca de las 10.00 horas (14.00 GMT) ocuparon el recinto y el campanario de la Iglesia San Ambrosio de esa ciudad, situada 660 kilómetros al norte de Santiago y que de allí no se moverán hasta que sean escuchados por las autoridades.

Los dirigentes culpan a la minera canadiense Barrick Gold, de no hacerse cargo de sus obligaciones para otorgar la seguridad mínima a los trabajadores y contratistas.

Pascua Lama, con una inversión de 2.300 millones de dólares, es un proyecto en plena Cordillera de Los Andes, que explotará una mina a unos 4.500 metros sobre el nivel del mar y convertirá a Chile en el séptimo productor de oro del mundo.