En el accidente en la Ruta B-475 se vieron involucrados trabajadores del yacimiento de cobre Barrick-Zaldívar. Hay dos personas graves y otras once con heridas de diversa consideración. A siete subió el número de trabajadores fallecidos tras un accidente automovilístico registrado cerca de las 19:00 horas en la Región de Antofagasta.

El trágico suceso afectó a trabajadores contratistas que se desempeñaban para un yacimiento de cobre de la mina Barrick-Zaldívar cuando se movilizaban en un minibus de la empresa MCI, el cual volcó cuando se dirigía en el camino hacia la minera Escondida, reconocido como «Ruta de la Minería».

En primera instancia se informó que el accidente tuvo lugar debido a un corte en el sistema de frenado. Además, se reportaron malas condiciones climáticas en el lugar. En ese momento el bus chocó contra un cerro y se dio vueltas quedando cruzado en el camino. Otro minibus que pasaba por el lugar alcanzó a esquivarlo.

Tras el hecho se procedió a cortar el tránsito en el kilómetro 120 de la Ruta B-475 en Antofagasta.

El intendente regional, Álvaro Fernández, informó que el accidente dejó un saldo además de «quince heridos de diversa consideracion y 45 leves».

«Se está confirmando una sexta» persona fallecida, dijo la autoridad regional quien minutos confirmó una nueva víctima fatal.

Con el correr de la noche, el gobernador de Antofagasta, Pablo Toloza, precisó que la cifra de muertos subió a siete, mientras que dos trabajadores se encuentran heridos graves, y once con lesiones de diversa consideración.

Al lugar acudieron los equipos de emergencia mineros, además de ambulancias de Barrick y de otras mineras, quienes se encargaron de realizar los primeros auxilios. Carabineros y Bomberos también se hicieron presentes en el lugar junto a la directora regional de la Onemi y el intendente Fernández.

Cabe señalar que la zona del accidente cuenta con un díficil acceso además de dificultades para establecer contactos telefónicos.

Por su parte, personal del Samu comenzó su traslado hacia el lugar para derivar a los heridos hasta el hospital de Antofagasta, además de clínicas privadas e incluso al Hospital Militar de la ciudad.