La posibilidad de aumentar el impuesto específico a la minería privada ha irrumpido en el debate político en Chile como una de las vías de financiación para reconstruir el país tras el devastador terremoto del pasado 27 de febrero.

Fuente: Agencia EFE

17/03/2010. Algunos economistas y expertos se mostraron hoy favorables a esta medida, y el nuevo Ejecutivo del presidente Sebastián Piñera le ha abierto las puertas, a pesar de que no constaba en su programa de Gobierno.

«Cuando hay una catástrofe de la magnitud del terremoto, hay que aplicar alguna medida que permita que quienes no fueron afectados contribuyan a financiar a quienes fueron afectados, y eso tiene que ser vía impuestos o vía ‘royalty’ (regalía)», dijo a Efe el economista Andrés Palma, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Esa regalía es el pago a cambio de los derechos de explotación que el Estado cobra a las empresas mineras privadas, y que desde 2005, cuando fue aprobada su aplicación, contempla el pago de hasta el 5% de la renta de la compañía.

Según el Instituto para el Desarrollo Internacional, de la Universidad de Harvard, sólo hasta el año 2003 Chile había dejado de percibir más de 26.600 millones de dólares por la renta no cobrada a la gran minería durante los últimos 25 años.

Para Palma, la subida de algunos impuestos es una medida efectiva para hacer frente a la costosa reconstrucción de los daños en viviendas, infraestructura y en los sectores productivos tras el sismo, que ocasionó pérdidas por al menos 30.000 millones de dólares, según el nuevo mandatario.

El Gobierno del derechista Sebastián Piñera anunció que no subirá el impuesto sobre el valor agregado (IVA) ni sobre las pequeñas y medianas empresas (pymes), lo que deja un rango tributario «bastante restringido».

«Si no se quiere afectar a los ingresos de las personas ni a las pymes, las dos posibilidades son aumentar el impuesto a las utilidades de las empresas o el ‘royalty’ minero», apunta Palma, director del Programa de Gerencia Social y Políticas Públicas de FLACSO.

Un impuesto que sí subirá es el específico a los combustibles, puesto que el mes que viene finaliza la rebaja tributaria que regía desde 2008 gracias a un proyecto de ley promulgado por la ex presidenta Michelle Bachelet, que el nuevo Gobierno no prorrogará.

El economista chileno Guillermo Le Fort también valoró positivamente la posibilidad de aumentar la imposición tributaria a la minería privada, aunque precisó que es «una alternativa más» que debe ir acompañada de otras herramientas recaudatorias.

«El ‘royalty’ minero es una alternativa más, pero no será capaz de proveer todos los recursos necesarios, ya que tiene complejidades» como la ley que les garantiza la invariabilidad tributaria durante doce años, dijo en declaraciones a Radio Cooperativa.

«Además, tenemos que entender que no se puede obtener recursos de un sector de la economía, porque se desincentiva la inversión, lo que se necesita es algo balanceado que incluya distintas fuertes de recursos», apuntó el economista.

Hace unos días, Piñera afirmó que para hacer frente a la reconstrucción, el nuevo Gobierno echará mano del dinero ahorrado en los últimos años proveniente de la exportación del cobre, reasignaciones presupuestarias.