Paralizada está la construcción de Pascua Lama. A los problemas de aumento de costos que enfrenta la canadiense Barrick con su primer proyecto binacional, se suma una resolución del Sernageomin de Copiapó del 31 de octubre, donde dispone el cierre total temporal de la faena por «contravención al reglamento de seguridad minera». El Sernageomin solicitó una serie de estudios antes de que pueda reactivar las faenas. La entidad señaló que existe un exceso de material fino en suspensión, que pone en un alto riesgo a los trabajadores.

Fuente: La Tercera

El personal del Sernageomin visitó la faena el 24 de octubre y constató que había un exceso de material fino en suspensión. Según el documento del Sernageomin, esto tiene un alto potencial de riesgo para la vida, salud e integridad física de las personas que se desempeñan en la industria. «Esto afecta la seguridad de la operación minera», dijo el Sernageomin en el documento.

A la fecha, Barrick ha invertido US$ 3.700 millones, de los US$ 8.500 millones que requiere el proyecto. A inicios de noviembre, indicó que la iniciativa ya tiene comprometido el 90% de los materiales y equipos para la planta de procesos, y que el túnel que lleva el mineral entre Chile y Argentina lleva un 60% de avance. Con todo, en la oportunidad, Barrick estimó que la puesta en marcha del proyecto se realizaría a fines de 2014.

Según el Sernageomin, Pascua Lama ya está en fase de pre-stripping, etapa en que se saca la tierra superficial para crear el rajo que será explotado. Esa labor, unida a los trabajos de perforación y tronadura de la mina y el vaciado del material en el botadero de Pascua Lama, son los causantes del problema ambiental.

«Dicha condición se produce como consecuencia de un incorrecto control técnico del material depositado en el botadero Nevada Norte que, por causa de su granulometría y las complejas condiciones climáticas de la zona, origina un arrastre de material fino por el viento, lo que genera la polución del lugar», dice el documento enviado por el Sernageomin a Pascua Lama.

Al ser consultado, el director regional de la entidad, Jaime Herrera, señaló que la resolución se dictó después de una inspección rutinaria a la faena. Como se encontró una irregularidad, se decidió sancionar a Pascua Lama.

Barrick señaló que como política de la empresa, la seguridad de los trabajadores es una prioridad. Por eso, «de manera voluntaria», decidieron paralizar las obras de movimiento de tierras, incluidas las actividades de pre-stripping, el sábado 27 de octubre. Además, se inició la implementación de un plan de acción inmediata enfocado a la prevención de potenciales riesgos y el efectivo control de polvo. «Estas decisiones fueron previas a la notificación recibida por parte de la autoridad el día 31 de octubre», dijo la firma.

Pero este no es el único conflicto que enfrenta el proyecto. Hace unas semanas, la Corte de Apelaciones de Copiapó acogió a trámite el recurso de protección en contra del proyecto por parte de cinco comunidades diaguitas del Valle del Huasco, que buscan paralizar las obras.