La Justicia brasileña determinó el bloqueó de otros 292 millones de reales (unos 78 millones de dólares) de la minera Samarco, por el vertido que a principios de mes anegó siete poblados en el estado de Minas Gerais y causó al menos trece muertos, informaron hoy fuentes oficiales.

Fuente: EFE

El magistrado Esteves Duarte Gonçalves del Tribunal de Justicia del estado de Minas Gerais, donde el pasado 5 de noviembre se produjo la ruptura de los diques de contención de dos depósitos de agua y residuos minerales de Samarco, empresa controlada por los gigantes Vale y BHP, determinó que este monto deberá quedar bajo custodia del Banco Central.

La decisión judicial contempla que en caso de ser necesario podrán ser bloqueados todos los valores y títulos de crédito de la empresa hasta completar el montante total determinado por la Justicia.

Además, el juez rechazó la petición de la empresa minera para tener acceso a los 300 millones de reales (unos 80,13 millones de dólares) que ya le habían sido bloqueados por la Justicia de Minas Gerais hace dos semanas.

Samarco había solicitado recuperar el control de ese dinero anteriormente bloqueado para así poder hacer frente a sus responsabilidades frente a las víctimas del accidente.

Duarte Gonçalves fundamentó su negativa a desbloquear ese dinero con base en que «la empresa posee recursos económicos suficientes para reparar los daños humanos provocados por el rompimiento de los diques», de acuerdo un comunicado divulgado por el Tribunal de Justicia de Minas Gerais.

La avalancha, que el pasado domingo alcanzó el océano Atlántico, contenía unos 62 millones de metros cúbicos de agua, hierro, tierra, arcilla, arena y otros residuos minerales.

En Bento Rodrigues, el poblado más afectado y dependiente administrativamente de la ciudad de Mariana, la avalancha de barro y agua destruyó 158 de sus 180 casas.

La considerada tragedia ambiental más grave acontecida en Brasil se ha cobrado hasta el momento la vida de trece personas, de las cuales cinco aún no han podido ser identificadas, mientras que once continúan desaparecidas.