El «trabajador» que en charla con la Presidenta justificó la represión en Belén, es dirigente del PJ y es un alto dirigente sindcal del gremio minero AOMA, aunque CFK dijo exactamente lo contrario. Gioja y la Barrick. Ver video de la maniobra presidencial y fotos.

Fuentes: diario Perfil y Cotexto 24

10/02/2012. La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner ayer dialogó con Armando «Antonio» Domínguez en una videoconferencia durante el acto de inauguración de una nueva fábrica. Pero mientras se lo presentó como un simple trabajador cementero de Olavarría, se omitió decir que es un dirigente político y un peso pesado del Partido Justicialista.

El minero que fue presentado como un «obrero del mineral» y que durante el acto en Casa Rosada en el que se anunciaban inversiones dialogó con Cristina Fernández mediante una videoconferencia desde una fábrica de cemento en la ciudad bonaerense de Olavarría es el actual presidente del Partido Justicialista local y secretario General del gremio que los nuclea, AOMA.

Durante el evento la presidente pidió hablar con uno de los trabajadores de la compañía y el «elegido» fue Armando Domínguez, que con ropa de trabajo y un casco amarillo agradeció a la mandataria por su gestión para atacar, después, a los ambientalistas que en el día de ayer cortaron la ruta que lleva a la mina de Bajo La Alumbrera en la provincia de Catamarca y que fueran ferozmente reprimidos por la policía provincial y la Gendarmería Nacional.

Según Domínguez, que además fue interventor durante 14 meses en AOMA Seccional San Juan, en Catamarca se «tuvo en vilo a cientos de trabajadores porque no se podían entrar elementos básicos como alimentos, comida, y medicamentos». «Los trabajadores mineros queremos trabajar en paz. Y no que cuatro o cinco pseudo-ambientalistas nos corten la ruta», reclamó. Aunque los vecinos y ambientalistas ratificaron que en los cortes selectivos sólo se impide el ingreso de materiales de trabajo y extracción y de ninguna manera alimentos y medicamentos.

El diálogo completo entre «Antonio» y Cristina Kirchner.

{youtube}E1xaKETls6Q{/youtube}

Además de la burda pero previsible manipulación informativa a la que se prestó Cristina Fernández -ya que lo conoce personalmente-, la mandataria nacional mostró una versión muy peligrosa en quienes detentan el Poder. Asignó a las declaraciones del simple «obrero» el clásico dicho romano «Vox Populi, Vox Dei». Que además de no resultar cierto, le permitió repetir lo central del esquema de la propaganda fascista de valorar como verdad universal la palabra de una persona ungida como «vocce del popolo».

Fuentes del Concejo Deliberante local confiaron este mediodía a Contexto24.com que «Domínguez hará 25 años que no se pone un casco y ayer fue presentado como un obrero común del mineral de Olavarría». El vocero del bloque de la UCR local agregó que «es muy burdo lo que hicieron porque acá nos conocemos todos. Domínguez ha estado en actos en Casa de Gobierno y compartió reuniones en Olivos con Cristina y con Néstor Kirchner».

Cristina hacía bromas y asentía con aprobación al escuchar sus palabras, tras lo cuál afirmó «vamos a tener que darnos una discusión política en serio y responsable»; mientras tanto la policía provincial volvía a reprimir a los vecinos y ambientalistas en Catamarca.

Arg_A_Dominguez_trucho_Budou