Tras numerosas informaciones confusas, con declaraciones que tienen por único fin crear falsas afirmaciones y burlase de la voluntad de la mayoría de un pueblo, nos vemos obligados como Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Caviahue Copahue a informarle a la población en general, la verdadera secuencia de hechos sobre el curso del pretendido proyecto de explotación geotérmica en nuestra zona.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Copahue – Caviahue

12/10/2011.

COMUNICADO DE PRENSA

Tras la revocación (que ya ha sido apelada y por tanto no está firme) por parte del Tribunal Superior de la Provincia de un primer recurso de amparo presentado por un vecino, los funcionarios de ADI festejaron con términos pocos felices («apenas cien personas son las que se oponen…») que fueron dirigidos a un pueblo que está preocupado por su futuro ambiental. Además con intención maliciosa, obviaron realizar la aclaración qué; desde el 12 de Septiembre del corriente año; entró en vigencia un nuevo recurso de amparo presentado por dos vecinas de Caviahue, en el cual la Jueza Dra. Ivonne San Martín, del Juzgado de 1ª instancia de Zapala, encontró justo el reclamo de los vecinos, quienes pensamos qué, de llevarse adelante dicho proyecto geotérmico, se verán afectados los actuales recursos naturales vitales de la región, poniendo en riesgo la disponibilidad de ellos a futuras generaciones. Por esto es necesario volver a aclarar qué se encuentra totalmente prohibida cualquier tipo de actividad de exploración que esté vinculada al mencionado proyecto. Saludamos esta actitud de la Jueza y nos alegra enormemente ser tenidos en cuenta por la Justicia, actitud que no vemos por parte de funcionarios que solamente visualizan la prosperidad de la provincia otorgando concesiones a empresas mineras extranjeras encargadas de llevarse nuestros recursos.

¿Por qué nos oponemos? No somos ni fundamentalistas ni buscamos raros intereses, somos vecinos preocupados que encontramos en la nueva Ley 26.639 de presupuestos mínimos para la Protección a los Glaciares sancionada en Octubre de 2010; una instancia de protección y resguardo a nuestros reclamos. La ley es clara, en su artículo Nº 6 hace referencia sobre las actividades prohibidas: «en los glaciares quedan prohibidas las actividades que puedan afectar su condición natural o las funciones (…) las que impliquen su destrucción e interfieran en su avance, en particular las siguientes:… c) la exploración y explotación minera e hidroicarburífera. Se incluyen en dicha restricción aquellas que se desarrollen en el ambiente periglaciar». Hemos presentado a la justicia zapalina, pruebas científicas de que la zona en la que se quiere perforan para realizar pozos es periglacial, mapas del propio ADI de la zona de concesión minera geotérmica (serían 1400 has con la posibilidad de ampliación de 1000 mas, incluyendo a la misma localidad de Copahue y las lagunas Las Mellizas) y además presentamos una declaración del Senador Lores durante la sesión del Senado en la que se aprobó la hoy Ley Nº 26.639 donde afirma que de aprobarse la nombrada ley, la provincia tendría que resolver ciertos problemas, porque «estamos en un proceso de exploración muy importante de energía geotérmica, que con el concepto de extensión de los periglaciares en el proyecto que vino de Diputados, se vería comprometido» (sic versión taquigráfica de dicha sesión).

Si se desconoce que parte o todo el proyecto se encuentra en un ambiente periglacial, solicitamos como perito único de oficio al IANIGLIA (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales). El sentido común y de observación de todos los vecinos y turistas de todo el país que han visitado nuestras termas, nos dice que lo que vemos sobre el cráter de nuestro volcán es un glaciar de casi 100 mts de altura, o quizás, para el ADI, ¿Eso también es invento nuestro?

Creemos además que existen otras razones de vital importancia para decirles NO a quiénes impulsan este proyecto y a la empresa canadiense que quiere llevar adelante la exploración y explotación: la zona de Caviahue y Copahue hace varios años que está llevando adelante la explotación de un recurso que sí es renovable como es el turismo, dicha actividad le brinda a instituciones públicas y a emprendimientos privados recaudaciones que crecen año a año. Muchos de los vecinos son parte de esto, hay más de 520 fuentes de trabajo (solamente en el Ente Provincial de Termas) que viven gracias al recurso termal, en su mayoría habitantes de la localidad de Loncopué y Caviahue, ¿Qué pasaría con ellos si durante las diferentes etapas del proyecto ocurre un accidente ambiental y se afectara el recurso de las termas? No olvidemos también que la zona que se pretende ocupar cuenta con la presencia de las Mellizas, lagunas que proveen de agua potable a la villa de Caviahue y que podrían ser afectada para el proceso de extracción de los vapores endógenos (a pesar de que por parte de la empresa Geothermal One insistan que no, pero tampoco no hay pruebas de que sea de otra manera ni mucha seguridad científica cuando hablan de «fenoles» para el tratamiento). Los vecinos nos preguntamos: ¿por qué se quiere poner a prueba nuestros recursos como es el del agua?, nos encontramos dentro de un Área Natural Protegida, ¿Por qué una industria minera en ella? ¿Por qué no invertir mejoras para Copahue, donde se encuentran una de las mejores termas que existen para mejorar la salud de miles que las visitan año a año y que por ende, son reconocidas en el mundo entero? La zona es frágil por sus características (hay antecedentes de desaparición de aguas y fangos por extracción: como la frustrada experiencia de la Soda Copahue), hasta un decreto, el Nº63/10 declaró la emergencia ambiental de los recursos termales presentado por nuestro gobernador, él cual hace referencia de dicha fragilidad por el impacto de la actividad urbanística o comercial, ¿puede, entonces soportar a la actividad minera de tal magnitud? Les hacemos un llamado a nuestros más altos representantes a qué protejan junto a nosotros a las Termas de las cuales se sienten tan orgullosos, a nuestra agua potable, a nuestros suelos fértiles para la producción ganadera de muchas familias de veranadores y de comunidades originarias.

Antecedentes que nos hacen pensar que algo «huele mal en el proyecto de geotermia para Copahue»: Es oportuno recordar, que hace unos años, se llevaron adelante experiencias relacionadas a la explotación geotérmica como fue la construcción de las calles calefacciones de Copahue. Por entonces el actual presidente de la agencia (ADI) el Sr. Salvatori era gobernador de la provincia. Es de público conocimiento que dichas calles no tuvieron ni siquiera un mínimo de funcionamiento, lo único que quedó de todo eso, fueron chatarras y caños oxidados que forman parte, aún hoy, del paisaje de la zona. Millones se invirtieron para nada, luego se volvió a pagar para tapar un pozo que lanzó vapor de manera indefinida con el supuesto de contaminación (ocultado que era parte requisito obligatorio para poder concesionarle a la canadiense). Hoy, al igual que antes, nos hablan crecimiento y prosperidad, que es lo mejor para la zona, que somos necios por dudar de la geotermia. Los vecinos no somos tontos, sabemos que la geotermia es una alternativa energética, pero lo que también sabemos que depende de las características de donde se quiera implantar y exigimos respeto por las mismas.

Estamos cansados de las mentiras, o por lo menos tenemos excusas para dudar pensando que el responsable de tal desidia, hoy nos quiera convencer de que todo tendrá un examen cuidadoso y riguroso para nuestro medio ambiente. NO queremos que nos falten el respeto con mentiras o con personajes enviados por la Geothermal One deambulando por la villa tratando de vendernos espejitos de colores y convencernos de qué el proyecto geotérmico se convierte en un casi Dios capaz de solucionarlos todos nuestros problemas.

Seguimos peleando por un Caviahue Copahue sin destrucción y explotación de los recursos, por una vida digna para nosotros y para los que vienen, somos mucho más que simples habitantes que nos oponemos por oponernos, somos los que tenemos una vida en pleno desarrollo aquí y elegimos este lugar día a día, con todo lo que esto significa. Queremos respeto sobre nuestras decisiones.

ASAMBLEA DE VECINOS AUTOCONVOCADOS DE CAVIAHUE COPAHUE

AVACC