Un gran número de personas salieron este domigno a la calle al grito de «Estado de emergencia, Estado policial. No nos quitarán el derecho a manifestar» para participar en una marcha mundial a favor del clima a pesar de la prohibición a las concentraciones establecida después de los atentados de París el pasado día 13. El Ministerio francés del Interior elevó hoy a 208 personas el número de detenidos en la violenta manifestación efectuada en París contra la Cumbre Mundial de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), que inicia este lunes en París.

Fuentes: Río Negro y Cuba Debate
De acuerdo con la fuente, 174 de los detenidos permanecen arrestados en locales policiales en vista de ser inculpados por un juez por haber actuado de manera violenta contra la policía durante la manifestación, que condenó el presidente francés, Francois Hollande.

Luego de un inicio tranquilo, la manifestación degeneró en torno a las 15:00 horas locales (14:00 GMT) en la Plaza de la República, en donde se encuentra uno de los memoriales improvisados a las víctimas de los atentados terroristas del pasado día 13 en París, que dejaron 130 muertos.

Los incidentes escalaron cuando un grupo de personas encapuchadas lanzó diversos objetos, entre zapatos y veladoras, contra los granaderos del Cuerpo Republicano de Seguridad (CRS), según fuentes oficiales.

Los agentes respondieron lanzando gases lacrimógenos contra los manifestantes de la plaza, cuya estación de metro fue cerrada por las autoridades como medida de seguridad.

La protesta se convirtió en una batalla campal entre policías y manifestantes en la que estos lanzaron piedras y veladoras a los agentes, de acuerdo con la policía.

Los actos violentos, sobre todo el lanzamiento de diversos tipos de proyectiles, deben ser denunciados “con la mayor firmeza, por respeto con las víctimas de los atentados”, declaró el ministro francés del Interior (Gobernación), Bernard Cazeneuve.

De acuerdo con fuente oficiales, en el enfrentamiento entre granaderos y manifestantes no se habrían registrado heridos de gravedad.

La manifestación no estaba autorizada por las autoridades francesas que, como medida preventiva de seguridad, prohibieron todas las concentraciones convocadas para este día en París contra la COP21 que comienza mañana lunes aquí.

En la reunión participan cerca de 150 jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo y miles de delegados de 195 países.

Un periodista del rotativo británico ‘The Guardian’ escribió en su tuit: «Ahora están atacando a la Policía con botellas de vidrio y [esta] responde penetrando entre la multitud y lanzando granadas aturdidoras».

“Enormes cantidades” de gases lacrimógenos fueron utilizadas contra los manifestantes cerca de la plaza de la República, en el centro de París, rezaron varios informes de testigos en Twitter. En las redes también se comentó que se lanzaron objetos contra las fuerzas de seguridad.

Los manifestantes formaron una cadena humana y posteriormente unos 200 activistas, algunos con máscaras, se enfrentaron con la Policía en una de las calles que conducen a la plaza de la República, que se ha convertido en lugar de reunión para los parisinos desde los ataques terroristas en la capital francesa, informa Reuters.