>El gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff recibió anoche a Francisco Nullo, gerente de la empresa New Phoenix, oportunidad en la que rubricaron un acta de intención con el objetivo de avanzar en una segunda etapa de exploración minera en el norte del Chaco. La intención del gobierno provincial es continuar este proceso de estudio y a partir de los resultados que se obtengan determinar o no la factibilidad de una posible explotación de carácter comercial.

Fuente: Norte
«La voluntad del gobierno de la provincia del Chaco es continuar con las exploraciones mineras en las zonas y áreas donde existe la factibilidad de distintos minerales que pueden ser utilizados eventualmente a partir de los estudios que se van a hacer en una etapa de explotación comercial. Éstos son plata, oro y tierras raras, que se utilizan para diversas tecnologías», analizó el ministro de Infraestructura, Marcos Verbeek.

En dos etapas

Durante la primera etapa de este proyecto se realizó un muestreo provincial, detectándose

El gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff junto al gerente de New Phoenix Francisco Nullo, el ministro Marcos Verbeek y otros funcionarios, en la firma de convenio.

oro, plata y tierras raras. En esta segunda fase, se profundizarán las zonas donde se encontraron estas manifestaciones para definir si existe la posibilidad de explotación comercial. Así, se realizarán muestreos pilotos en las zonas de El Sauzalito, Misión Nueva Pompeya, Puerto Lavalle y Taco Pozo, lugares donde se obtuvieron los mejores indicadores para definir la posibilidad de explotación comercial.

«Los hallazgos fueran positivos y se abriera la posibilidad de alguna explotación de carácter comercial, podría diversificar la matriz energética de la provincia», concluyó. Junto al titular del Ejecutivo provincial, el doctor en Geología y el ministro de Infraestructura, participaron del encuentro el subsecretario de Inversión Pública, Juan Manuel Derka; el asesor del Ministerio de Infraestructura, Raúl Marinelli y el ingeniero Miguel Cabero, asesor de la Unidad Ejecutora de Hidrocarburos.

Cuatro áreas

A su turno, Nullo comentó que el recibimiento del gobernador «fue óptimo», por lo que «esperamos tener suerte en esta búsqueda de posibles recursos mineros que son de la provincia y cuya exploración tiene un impacto ambiental de moderado a bajo». Así, explicó que luego de una primera gran exploración y tras recibir los resultados de todos los análisis de muestras enviados al exterior, quedaron cuatro áreas donde existen algunos valores anómalos interesantes.

«En esta otra etapa vamos a focalizarnos en éstas áreas y dejar de lado aquellos lugares en donde nuestros análisis químicos dieron valores pobres. Así que ahora vamos a tener cuatro áreas, donde intensificaremos el muestreo para dejar algunas de ellas, con posibilidades de oro y plata, y un grupo de las denominadas tierras raras». En esta línea, recordó que se enviaron al exterior 52 elementos para análisis químicos. «Cuando uno encuentra en minería una anomalía quiere decir que es un valor destacable. Este valor hace que uno piense que podría encontrarse una concentración que podría ser un yacimiento sedimentario, porque acá no tenemos rocas de montaña. Estamos buscando lo que se denomina placeres, que son aquellos yacimientos que por alguna razón geomorfológica y de río se acumulan y pueden llegar del área cordillerana», concluyó Nullo.

El Chaco recibe los divagues de los ríos Bermejo y otros que provienen de Bolivia y de la Quebrada de Humahuaca. Una vez que se explayan, transportan sedimentos y entre ellos traen algunos minerales metálicos, como oro y plata, y si se concentran conforman un yacimiento o placer. «Eso es lo que estamos esperando ubicar o centralizar nuestras expectativas», concluyó el gerente de New Phoenix.