Presentaron su pronunciamiento adhiriendo al documento de los pediatras en la mañana de hoy en el SUM del Hospital Zonal de Esquel con la firma de 241 trabajadores de todos los servicios incluyendo enfermeras, mucamas, mantenimiento, choferes, administrativos, técnicos y profesionales y continúan recibiendo firmas. Solo 6 personas no adhirieron. Desde hace varias semanas se suceden los pronunicimientos de los más variados sectores de Esquel y la región.

Fuente: Noticiasdeesquel.wordpress

Los abajo firmantes Trabajadores de la Salud pertenecientes al Hospital Zonal de Esquel y sus Centros de Atención Primaria adherimos a la declaración de los Médicos Pediatras del Área Sanitaria Noroeste del Chubut y miembros dela Sociedad Argentinade Pediatría Sede Esquel, que rechazan la instalación de proyectos de megaminería extractiva en la región, aplicando el Principio Precautorio a la Salud Públicay el apoyo a la decisión soberana del pueblo de Esquel manifestada en el plebiscito del 23 de marzo del año 2003.

Consideramos que:

1) El encuadre legal que regula la actividad minera con proyectos extractivos a gran escala, no garantiza la sustentabilidad de los emprendimientos en los territorios donde se instalan, debido a que no son regulados porla Ley Generaldel Ambiente (Ley Nro: 25675) que consagró a los principios precautorio, preventivo y de sustentabilidad como la base de toda política ambiental; sino por el contrario,la Leyde Protección Ambiental parala Actividad Minera(Ley Nro: 24585) que se incorpora como un artículo del Código de Minería está basado en un modelo extractivo – resarcitorio mediante el cual se permite dañar si se indemniza. Sin embargo, «la humanidad ha descubierto que los bienes comunes naturales no son ilimitados, no hay indemnización que supla la ausencia de un río, la alteración de los glaciares o la contaminación de un acuífero».

2) No se puede hablar de «Minería Responsable» si los estamentos de control de funcionamiento de los proyectos, que son de competencia provincial, son los mismos que como lo expresa actualmente el Director de Medio Ambiente de la Provinciade Santa Cruz luego de 15.000 inspecciones a los yacimientos petroleros de la empresa YPF, el pasivo ambiental generado (contaminación del agua, del suelo, del aire, deterioro de los recursos y de los ecosistemas) se calcula en forma preliminar de 7.000 millones de pesos.

«La valoración monetaria de daños ambientales es muy discutible y arbitraria porque los ecosistemas y su interacción con la sociedad humana se caracterizan por un alto nivel de complejidad, cuando se altera notablemente el equilibrio del ecosistema puede conducir a cambios irreversibles en las pautas de desarrollo. Pero además, se trata de valores inconmensurales porque ¿cuál es el valor monetario de una vida humana? o ¿cuál es el valor de la degradación de un paisaje, la reducción de la biodiversidad, de la pérdida de la identidad cultural propia de una comunidad, de la emigración forzada o de las enfermedades sufridas?»

Por lo tanto, más allá de la debilidad de las leyes ambientales y la flexibilización de la legislación laboral con la promoción de las inversiones mineras mediante exenciones impositivas que trajo como consecuencias el interés de las empresas mineras por llevar a cabo proyectos en nuestro país, nosotros los Trabajadores dela Saludsomos el recurso humano con que cuenta el Estado para cumplir con todas las obligaciones establecidas porla Constitución Nacionaly nuestro deber es hacer cumplir:

A. La CONVENCION AMERICANASOBRE DERECHOS HUMANOS conocida como el «Pacto de San José de Costa Rica» que en el Art. 19 sobre los Derechos del Niño expresa: «Todo niño tiene derecho a las medidas de protección que su condición de menor requieren por parte de su familia, de la sociedad y del Estado».

B. La CONVENCION SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO que en su Artículo 24 expresa:

1- «Los Estados reconocen el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud».

2- «Los Estados adoptarán las medidas apropiadas para: …

c) combatir enfermedades y la malnutrición en el marco de la atención primaria de la salud mediante, entre otras cosas, la aplicación de la tecnología disponible y el suministro de alimentos nutritivos adecuados y agua potable salubre, teniendo en cuenta los peligros y riesgos de contaminación del medio ambiente».

Por todo lo expresado, todos nosotros, cumpliendo con las diferentes funciones que debemos realizar en éste sistema de salud en el cual todos los roles son importantes y tienen que ver con el resultado final que es la salud de los habitantes de la región, seguimos avocados a la defensa de la vida.

Esquel, 21 de mayo de 2012.