Una vecina y dos vecinos de Esquel le responden al intendente, Rafael Williams, quien volvió a impulsar el modelo minero para la provincia y la ciudad. Los vecinos fundamentan ampliamente su rechazo a los dichos y los calificán como un agravio a toda la comunidad que lucha desde hace casi nueve años contra las ambiciones de políticos y mineras aliados en los proyectos extractivos.

03/08/2011

 

«Son realmente agraviantes las afirmaciones del Sr. Intendente Williamns»

Por Prof. Dra. Silvia B. González publicada en el diario El Chubut

Son realmente agraviantes las afirmaciones del Sr. Intendente Williamns, al decir que «debe buscarse un debate maduro, y con la participación de entidades con experiencia, como la Universidad». Como universitaria, con 25 años de antigüedad en la docencia e investigación, como farmacéutica recibida en la Universidad de Buenos Aires (UBA), y doctorada en el área Productos Naturales, con la tesis realizada en la UBA y en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Ciudad de México, y especialmente como universitaria que ha hecho extensión en toda la región, a partir de la búsqueda de información científica y probada, sobre los perjuicios químico-ambientales de la minería a gran escala, en todo el mundo, no puedo más que asombrarme ante las declaraciones proponiendo un nuevo debate que según él, traería luz al tema: «siendo esclarecidas todas las dudas que poseen quienes se oponen a este tipo de emprendimientos.»

Como fruto de mi trabajo serio, a conciencia, en la búsqueda de datos de la realidad y probados, supe que la minería a gran escala genera también perjuicios ambientales a gran escala. Esto también fue evidente para cientos, miles de ciudadanos, que buscaron información y conocieron las implicancias reales de este tipo de emprendimientos. Entonces, después de tantos desvelos y preocupación del pueblo en su conjunto, y después de que con madurez, inteligencia e información, tomara una decisión y una postura, que el intendente votado por la mayoría nos diga, otra vez: «se debe dar respuesta a las inquietudes y dudas, hay que mostrar, hay que explicar, hay que planificar, proyectar y mostrarle a la gente, qué es lo que se quiere hacer y cómo» , es absolutamente ofensivo para la mayoría del pueblo de Esquel, que no es ignorante y no necesita que le «expliquen otra vez» lo que ya sabe.

El intendente reflexiona: «sobre qué tiene más impacto, si alguien que tiene un trabajo con todas las previsiones necesarias para proteger el ambiente o alguien que no trabaja». Y Eduardo Galeano le responde en su artículo «Salvavidas de Plomo»: …muchos desocupados creen que no hay más remedio que elegir entre dos calamidades (contaminación o hambre), y los vendedores de ilusiones desembarcan ofreciendo miles y miles de empleos. Pero una cosa es la publicidad, y otra la realidad. Las empresas prometen lo mejor… Este «cuento» es el que cree el Sr. Intendente a esta altura de su vida y experiencia? ¿No ha leído sobre los casos en nuestro país y en el mundo. ¿No sabe que existen otras opciones de vida y de trabajo?

«Intendente y agravios al pueblo» 

Por Roberto Hlousek  * publicado en Puerta E

Sr Intendente. El 28 de julio se publicaron ampliamente declaraciones suyas seriamente agraviantes para nuestra comunidad en relación a la oposición al emprendimiento minero y posterior Plebiscito de 2003.

Ud. afirma que en Esquel hay que empezar «desde cero», que «todo estuvo muy mal hecho», y que hay que dar un debate «desde la ciencia y la tecnología», y de que «lo importante es que tengamos madurez».

Ud. entonces considera que la tremenda búsqueda de información de muchos vecinos, tanto de carácter científico como económico, y la relacionada con los desastres mineros alrededor del mundo, todo eso ha sido «una niñería»? A Ud. le parece que en 2003 la sociedad de Esquel se volvió estúpida de golpe y se dedicó a buscar información, discutir y trabajar a contrarreloj como un episodio de berrinche de pubertad?

Explíquenos: ¿Por qué no nos llamó «inmaduros» a sus votantes ANTES de las elecciones, durante su reciente campaña?

En cuanto a la información interminable que se manejó en aquellos meses de 2002-2003 y en los años siguientes: los médicos, geólogos, hidrólogos, químicos, ingenieros y demás profesionales que participaron en las decenas de debates, tanto académicos como en asambleas, las charlas, los paneles que se desarrollaron en esos meses de 2002-2003, todos ellos son para Ud. alguna clase de curanderos, hechiceros, o qué? O cree Ud. que todo ese movimiento de auto-información y comunicación de miles de personas lo hicimos leyendo historietas o viendo a Tinelli?

Le recuerdo también que en 2003 la cifra de desocupados era mucho mayor que la de hoy, que de pronto parece que le preocupa mucho. Pero aquellos desocupados tuvieron la grandiosa dignidad de no dejarse comprar por los electrodomésticos y otras dádivas que la Compañía minera les repartió para que traicionaran a sus propios hijos y a su pueblo.

Mientras Ud. y el gobernador y muchos concejales de los que nunca nos olvidaremos tomaban el té con los empresarios mineros, el pueblo de Esquel, con toda su riqueza y su diversidad, tuvimos que reclamar que se oyera nuestra voz y exigir a nuestros reticentes «representantes» a que convocaran al Plebiscito para tomar una decisión de forma verdaderamente democrática.

Marchas multitudinarias e infinitas para evitar que uds., los políticos aprobaran de un día para otro un proyecto minero que sólo favorecía a las arcas de sus partidos y las suyas personales. Recuerda Ud. el apuro que tenían por aprobar la mina «El Desquite» antes de que la población se enterara del prontuario de la «minería moderna» en todo el mundo? Antes de revisar bien el defectuoso proyecto de Impacto Ambiental? Recuerde sr. Williams.

Ud. y Lizurume y los empresarios mineros tuvieron todos (todos!) los medios para explicarnos -con madurez y altura científica, claro- lo maravilloso e infalible que es su proyecto de saqueo de recursos minerales.

Pero Uds. no pudieron. No pudieron explicarlo, simplemente porque no es un buen proyecto. Porque no se sostiene ni siquiera ante preguntas de niños de primaria. No pudieron porque cualquier proyecto de minería a cielo abierto es un paquete de mentiras, aquí y en todo el mundo. Por eso está prohibido en muchos estados norteamericanos y países europeos. Aunque Ud. lo compre, y nos lo quiera vender. Y no pudieron además, porque con la INTELIGENCIA y la MADUREZ y la DIGNIDAD de nuestro pueblo, y la ayuda de profesionales de todas las áreas realmente comprometidos con nuestra comunidad y el desarrollo real, les desenmascaramos todas sus mentiras. El No a la Mina siempre tuvo una superioridad absoluta en cuanto al carácter científico, tecnológico y comunitario comparado con las explicaciones de los técnicos y científicos pagos presentados por los representantes del poder minero como Ud., Lizurume, Das Neves, Cristina, Gioja, y los empresarios.

Declarar que «todo» debe empezar «desde cero» implica descalificar de un modo imperdonable todo lo que el pueblo de Esquel realizó y votó para proteger su lugar, y su descendencia.

Todavía desconocemos si las agrupaciones que acompañaron su reciente campaña electoral adhieren también a este cachetazo al pueblo esquelense. Más bien merece ser repudiado expresamente por todas las juventudes políticas, en especial la suya propia, La Cámpora de Esquel. Se supone que son la «nueva política», y son parte importante del futuro de nuestra comunidad. Los jóvenes siempre representan las expectativas de las comunidades. Que nadie los confunda. Bancar el saqueo minero también es «hacerle el juego a la derecha», y es un debate interno que se debe la militancia K frente a su propia dirigencia. En Esquel, la postura debería ser muy clara.

* DNI 18541862

«Minería: ¿De qué debate me hablan?», por Juan Zuoza

Por Juan Zuoza * publicado en Puerta E

Últimamente se escuchan algunas voces que tratan de imponer un nuevo debate minero. Pero… ¿Quiénes son los que tratan de imponer el tema nuevamente? ¿Qué intereses persiguen? Los personajes mediáticos que aparecen en los medios, tiran la piedra pero esconden la mano. Eso se llama cobardía. ¿Por qué no aclaran quienes son los que «LES BAJARON LÍNEA» para reinstalar el tema?

Señores: en Esquel y la comarca el tema minero es caso cerrado. YA SE DEBATIÓ. Ya hubo mucho sufrimiento en la población, que fue sometida a la más humillante presión política y económica de las corporaciones mafiosas. ¿Qué parte del NO no entienden? ¿Acaso el drenaje ácido es inevitable? NO; ¿El cianuro dejò de ser uno de los más mortíferos venenos? Tampoco. ¿Las leyes mineras del saqueo, la expropiación y de la contaminación garantizada siguen existiendo? Sí. ¿Qué cambio? Nada.

Pero yo les propongo algo mucho mejor y productivo: Abrir un debate en serio, sí un debate en serio. Pero NO sobre minería, ya que eso ya lo debatimos, lo sufrimos, dimos exhaustivos argumentos técnicos fulminantes para que nunca jamás se haga un maldito proyecto minero. Ahora les propongo otro orden de prioridades: si Uds. Quieren debatir nuevamente sobre minería, PRIMERO debatamos sobre asuntos que NUNCA QUISIERON DEBATIR, por ejemplo: ¿Por qué pagamos el pavimento más caro del mundo? ¿Por qué se sigue contratando a empresas constructoras que han dado muestras suficientes de pésima calidad? ¿Por qué en una provincia que lleva en su escudo una espiga de trigo no se planta trigo? ¿Por qué no hablamos sobre conformar cooperativas de trabajo en rubros como: construcción, elaboración de productos regionales, embotelladoras de agua mineral, frigoríficos para el mercado zonal, explotación VERDADERA del turismo, piscicultura, agronomía, apicultura, etc, etc, etc…? Señores, ESO ES HACER POLÍTICA. Muchos gobernantes se han dedicado casi exclusivamente a ser meros administradores del Estado, SIN NINGÚN AVANCE PRODUCTIVO ni generador de empleos.

La única generación de empleo por parte del Estado fue el sistema de estacionamiento medido, en condiciones humillantes y denigrantes de trabajo, que viven de la limosna y no de la producción genuina de ingresos.

ESO QUIERO DEBATIR. ESO QUIERO QUE SE DEBATA. La minería ya la debatimos y si quieren debatirla de nuevo, PRIMERO DEBATAMOS SOBRE ESTOS PUNTOS QUE NUNCA QUISIERON DEBATIR. Hablemos de cada una de las promesas de campaña incumplidas, hablemos de las tierras entregadas a familiares de funcionarios, hablemos del uso del avión sanitario para campañas políticas, debatamos los contratos petroleros a Panamerican, hablemos sobre la distribución de plata pública a los medios adictos al gobierno, hablemos d los familiares de políticos acomodados en el Estado, hablemos de Ingentis y el dineral oscuro que hay allí…

Como verán hay muchas cosas para debatir primero, muchas cosas en las que SE ROBARON MILLONES Y MILLONES de pesos con los que se podrían haber subvencionado todo tipo de proyectos productivos. Basta de hipocresía. La gente no come vidrio. Tampoco cianuro ni drenaje ácido. Quieren hablar en serio, vamos a hablar en serio. Pero no nos metan en nuestra agenda solamente los temas que Uds. Quieren tocar.

* D.N.I. 23.968.540

Autor del libro «Esquel y su NO a la mina»