Alza del oro extendió en 10 años el horizonte de la Minera Cerro Vanguardia que encarará la actividad bajo de la superficie. Su área de influencia es de más de 50.000 hectáreas.

Fuente: Infobae

02/12/2011. La mayor rentabilidad del negocio por el alza de las cotizaciones de las materias primas en el mundo incentivó también encarar simultáneamente la actividad bajo de la superficie y a ampliar a más de 1.000 personas en forma directa. Para 2012 comprometió un programa por u$s67 millones para ampliar la producción en un 5 por ciento.

Este emprendimiento se suma al que hizo en los últimos dos años para el recupero en más de 90% del cianuro que se usa en muy pequeñas proporciones y con las máximas condiciones de seguridad para reducir a menos de un tercio de lo permitido para no contaminar el medioambiente. Se utiliza para separar el oro de la plata y de otros materiales.

Reclamo de reglas estables

Pese a estos avances, un estudio de percepción de los inversores internacionales sobre la viabilidad de hundir capital de largo plazo en una actividad que como la minera ha mostrado tener éxito en 3% de los casos mostró un «retroceso del sexto lugar en 1999, cuando se sancionó en el país las Ley de Inversiones Mineras al 79 en la actualidad, según Fraser Institute of Canada», explica un informe de la Cámara de Empresarios Mineros. Por el contrario aparecen como más atractivos Canadá, los EEUU, Finlandia, Suecia, Chile y también Perú, favorecidos estos últimos porque son muy pocos los que están obligados a pagar regalías y entre los 12 que lo hacen están migrando a tributar sobre las ganancias y no sobre las ventas en boca de mina, esto es deducidos sólo los costos de extracción.

Pero no sólo eso, en el sector destacar que «pese a la ley que asegura estabilidad fiscal se introdujeron las retenciones de 5% sobre el metal doré y 10% sobre los concentrados y abundan los proyecto de ley para elevar las regalías, que en el caso de Cerro Vanguardia es de uno por ciento.

También inquietan los cambios introducidos en liquidación de divisas en el país, las trabas a las importaciones de insumos, pese a que no se fabrican en el país y no se proyectan posibilidades de viabilidad económica.