Párroco Enrique LapadulaPuerto Deseado, Santa Cruz, Argentina – 08/09/08. «El día que hagamos un piquete se van a dar cuenta todos»; Enrique Lapadula, párroco de Puerto Deseado, cuestionó las leyes de minería y sostuvo que esa explotación contamina, produciendo pocos beneficios. «No creemos en los controles del estado» y ejemplificó con el escándalo desatado en Argentina con drogas bases diciendo se “estaba importando cinco veces más efedrina que Estados Unidos y nadie se daba cuenta”. «Eso viene solo», dijo en referencia a probables piquetes por el cianuro.
Fuente: Infloglaciar

Párroco Enrique Lapadula El cura párroco de Puerto Deseado, Enrique Lapadula, integrante del grupo de «autoconvocados» que organizó el «foro» realizado el fin de semana último, comentó la polémica desatada alrededor del emprendimiento minero próximo a explotarse en la zona de Cerro Moro, diciendo que «desgraciadamente algunas cosas tendrían que llegar sin tanto candombe», añadiendo que «si no hay candombe la gente no se entera, y si hay candombe se asusta».

El religioso consideró que «hay problemas muy serios que tendrían que resolverse», mencionando a «las leyes de Menem, que son un desastre, a juicio de muchos». «Estamos rifando el patrimonio del Estado nacional, porque en lugar de contratar una compañía para que explote nuestro oro, le damos licitación para que explote», sostuvo, agregando que «me parece tremendo que los gobernantes trabajen con el adormecimiento de la gente».

«Quiero que se despierten los ciudadanos, porque van a ser responsables», dijo Lapadula en declaraciones a FM DESIRE, aclarando que «entre los autoconvocados hay gente que está contra la minería y hay gente que quiere que se salve lo que pueda de la minería». «Dentro de cincuenta años, cuando colapse todo esto, los dueños de las empresas nos van a decir que no hicieron nada ilegal, sino que cumplieron las leyes», sentenció. «La Patagonia tiene derecho de despegar, pero no de despegar de cualquier manera», reflexionó.

«Peralta ha dicho que no va a haber minería en la cordillera y en los lugares turísticos», subrayó el párroco, para opinar luego que «la minería trae contaminación y beneficios para unos pocos que les venden un sandwich o les traen algunas cosas». «Si realmente se da la contaminación ese lugar no se puede usar para la ganadería durante diez siglos», sostuvo.

Lapadula reclamó controles ciudadanos sobre la explotación minera porque, a su juicio, «no creemos ni en el gobierno que forma parte de la explotación ni creemos en los pobres funcionarios que los hacen inspeccionar, mientras estas empresas tienen mucho dinero para obsequiar al que inspecciona». «Queremos inspeccionar nosotros», declaró, comparando la situación con lo ocurrido recientemente a nivel nacional con la efedrina. «La Argentina estaba importando cinco veces más efedrina que Estados Unidos y nadie se daba cuenta; las droguerías quebradas financiaban la campaña del gobierno y nadie se daba cuenta, dejémonos de pavadas», enfatizó.

¿PIQUETES?
«Esta gente está apurando todo… ni siquiera informa que está pasando el cianuro por el puerto», continuó el párroco deseadense, agregando que «esto pasa porque todavía no hicimos ningún piquete, porque el día que hagamos un piquete se van a dar cuenta todos». «No estoy convocando a un piquete, porque eso se hace solo», sostuvo.