La controversia generada alrededor de la empresa Alex Stewart Argentina, por problemas de contaminación y falta de habilitación de vehículos para transportar residuos peligrosos, sigue dando que hablar luego de que en las inspecciones que hiciera el Dpto Medio Ambiente de la Municipalidad de Perito Moreno, no abordaran de la manera apropiada el análisis, cateo y control del suelo, donde se acusa a la empresas de producir contaminación con plomo.

Fuente: Agencia OPI Santa Cruz
Enrique Sánchez, ex trabajador de Alex Stewart Argentina y denunciante de la misma firma que junto con su gerente Marcelo Tejada, son acusados de manipular irregularmente residuos peligrosos y contaminar una zona cercana a acuíferos de la zona, reaccionó fuertemente, luego que a partir de sus primeras declaraciones públicas y la posición tomada por los Vecinos Autoconvocados de esa ciudad, la Municipalidad de Perito Moreno ordenara al Director del área Alcides Cesarini, enviar el personal necesario para realizar las inspecciones de rigor, bajo autorización del Subsecretario de medio Ambiente de la provincia, Sr Omar Fernández.

A raíz de aquella inspección y el informe que también publicara OPI, Sánchez, generó una serie de observaciones y cuestionamiento, tanto en lo procedimental como en lo conceptual, debido a que – señala –no coincide con la acción metodológica seguida por quienes han realizado el trabajo y por ende, cuestiona absolutamente todo el procedimiento y lo pone bajo un manto de sospecha.

Es así que, refiere Sánchez, ha recibido una llamada telefónica del propio Fernández, a quien acusó de «seguir sin hacer nada», advirtiendo que el mismo no acciona por cuestiones políticas. En virtud de ello, Sánchez le confió a OPI que ha cursado un mail extenso y explicativo al propio Subsecretario de Medio Ambiente y en el mismo le hace presente todas y cada una de las objeciones que le efectúa al trabajo de inspección, para él irregular metodológicamente.

En la extensa nota Sánchez opina que las Actas de Inspección Nº 108 y 109 del 17 de marzo de este año «simulan que todo está en orden, permitiendo que se produzcan más irregularidades administrativas de las que hay actualmente, reclamándole por su inacción como funcionario provincial.

«Me comunica que, usted (Fernández) interviene en este asunto a pedido del Gobernador Sr. Daniel Peralta «actuando de oficio» y enviando a la Ingeniera María Belén Tapia quien avala las ACTAS DE INSPECCIÓN 108 Y 109 de fecha 10/3/2014, en donde las mismas Actas de Inspección se realizaron fuera de cualquier procedimiento; fuera de las leyes vigentes; porque no se expide sobre el objeto denunciado «el plomo», pues en ningún momento lo enuncia en la Inspección, tampoco enuncia al Denunciado Sr. Tejada/TGM Logística Tejada», observa Sánchez, quien enumera que viola la reglamentación y oculta datos toda vez que falta el procedimiento preventivo ambiental, a su criterio falsea y oculta datos en el procedimiento de evaluación, violando la ley Gral de Medio Ambiente Nº 25.675 y acusa de omitir las responsabilidades de los señores Marcelo Tejada (Responsable principal), Eduardo Javier Villalba, responsable legal; Lic Daniel Marchiorri, responsable técnico, al responsable de transporte de Residuos Peligrosos, a quien (señala) le falta la habilitación para la función de Transporte de Residuos Peligrosos y también acusa de omisión al Jefe del laboratorio, Federico Rodríguez.

El denunciante, que cuestionó todos y cada uno de los pasos en los cateos y procedimientos de análisis, le reclama a Fernández que luego de su envío de queja al COFEMA, Confederación Federal de Medio Ambiente, fue contactado por el propio Subsecretario de Medio Ambiente diciéndole que «formule nuevamente la denuncia porque no entendió la que salió por OPI Santa Cruz», entendiendo Sánchez que esto es una chicana para darles tiempo a recomponer los pasos mal dados, en lo que entiende, «es una clara muestra de la convivencia de la empresa y el organismo ambiental de control provincial».

Según Sánchez, invitó a Ferández a que exponga públicamente lo que entiende por «Residuos peligroso» ya que, según señala el denunciante, el funcionario habría expresado que «Residuos Peligrosos es todo material al que no se le puede sacar provecho económico» y agrega «es decir: que usted me quiere hacer creer que el solo hecho de enterrar material con alto grado de plomo, no se trata de un residuo peligroso porque después el plomo se puede reutilizar y/ó se puede guardar para procesar posteriormente a fin de sacarle un provecho económico», tras descalificar técnicamente al funcionario del área provincial.

Un tema que focaliza puntualmente el Sr Sánchez, es el de los cateos ordenados en la locación de Alex Stewart y que según consta en las Actas, dieron «Negativos». En tal sentido se pregunta «¿Son cateos negativos a simple vista?» y en razón de ello observa que en proximidad de los cateos se puso a la empresa sobre aviso y cuando se operó se buscó en pocos que no estaban en el lugar de los denunciados. También señala que los análisis deben hacerse como corresponde y conforme a reglamentaciones vigentes y agrega que en ningún caso se puede hablar de «catos negativos» a simple vista, sin u análisis instrumental previo. Luego le recuerda que las inspecciones tiene carácter de Declaración Jurada y es un delito muy grave utilizar ese documento (falsearlo o manipularlo) para favorecer a la parte inspeccionada. Finalmente, Sánchez, le aconseja a la Subsecretaría de Medio Ambiente que dé intervención a una Facultad de Ingeniería Industrial o Química a fin de que supervise los trabajos, entendiendo que Fernández hace caso omiso a hechos de gran trascendencia que deja de lado.

En relación con las denuncias que inicialmente hiciera Sánchez sobre la falta de habilitación para el manejo de residuos tóxico, entendiendo el denunciante que el Sr Marcelo Tejada publicó en distintos medios de comunicación (incluyendo OPI) que la empresa Alex Stewart estaba habilitada para dicho manejo. A raíz de ello dijo que tejada mintió públicamente al pueblo de Perito Moreno, que lo señalado por AT, de que se encuentran habilitados por la Dirección de Protección Ambiental, lo acusa de «falsedad ideológica» entiende que no solo mienten sino que no actúa conforme a las leyes en la materia y omite la calificación de los insumos químicos peligrosos, dentro de la calificación de Residuos Peligrosos.