Chispazos entre proveedores y Barrick. Luego de que en reiteradas oportunidades el titular de la Cámara Argentina de Servicios Mineros (Casemi), Alejandro Donna, se quejara públicamente por el manejo de los contratos por parte de la compañía Barrick Gold, donde dejaría afuera a proveedores sanjuaninos, ayer se reunió con el responsable de la cartera de minería en la provincia, el ministro Felipe Saavedra. En el encuentro, el dirigente expuso los «porqués» de su reclamo. Por su parte, Barrick informó ayer que este mes se viene la adjudicación de obras por una suma millonaria que iría destinada a empresas locales.

«Estoy convencido que Saavedra y Gioja -por el gobernador- no tienen que ocuparse de los contratos que da o no la Barrick, sino que deben pensar en lo que viene, en Pachón, en Los Azules. Pero me siento en la obligación de informarles que estamos muy lejos de lo que prometió la empresa que iba a entregar a proveedores locales», explicó Donna. La raíz del enojo, radica -según contó el dirigente- en que «ni siquiera» participan en las adjudicaciones y uno de los últimos detonantes es que la Planta de Áridos fue para una firma foránea. «San Juan tiene un nivel de experiencia altísimo en la clasificación de áridos y quedamos otra vez afuera de una posibilidad así», disparó Donna.

Del otro lado de la cordillera, el gobernador de la localidad de Huasco, lugar donde se emplaza del lado chileno el proyecto binacional, dijo en Diario Minero la semana pasada, que «conforme han avanzado los plazos y tiempos establecidos para la puesta en marcha de este proyecto, poco o casi nada de ello se logra percibir. Hay un escaso impacto en la economía local. No existen planes o programas que permitan asegurar una inversión importante, para el presente y futuro de este valle».