0La Secretaría de Minería de Río Negro indicó que solicitó al Grupo de Evaluación Ambiental Minera (GEAMIN) organismo ambiental nacional un informe sobre el proceso de remediación en Mina Gonzalito. Es en el marco de amparo de un particular para rescatar el mineral de indio, aplicable a la electrónica, que pudiera existir en los residuos abandonados en Gonzalito.

Fuente: Bariloche 2000

En el marco del proceso de remediación del pasivo ambiental existente en la zona de la mina Gonzalito en San Antonio Oeste, el secretario de Minería de Río Negro, Gustavo Ferreyra, solicitó al Grupo de Evaluación Ambiental Minera (GEAMIN) que requiera información sobre la cantidad de mineral de indio y que porcentaje de recuperación económica puede tener. El pedido surge en el marco de las actuaciones iniciadas tras una presentación judicial por parte de un particular.

En este sentido, el funcionario provincial solicita al coordinador del GEAMIN de la Secretaría de Minería de Nación, Luis Ferpozzi, que requiera esta información a la empresa consultora URS, como responsable técnica de los informes inherentes al proceso de remediación.

Se espera que estos datos confirmen o desestimen los supuestos que llevaron a la presentación del recurso de amparo y la sentencia del Tribunal Superior.

De esta manera, se busca dar cumplimiento a un dictamen de la Procuradora General de la provincia, Liliana Piccinini, quien consideró que el informe remitido por la Secretaría de Minería respecto a esta situación fue insuficiente, por lo que requirió «un nuevo informe de las acciones efectuadas y/o programadas para establecer la existencia y preservación de minerales con valor patrimonial en las pilas de escoria».

«Vamos a tratar de darle respuesta lo ante posible. Ayer se envió la nota y seguramente la semana que viene tendremos la respuesta», explicó Ferreyra al respecto.

Los antecedentes

El funcionario detalló cómo se dio el inicio de este proceso que derivó en una actuación del Superior Tribunal de Justicia.

«La remediación de las escorias de la fundición asociada a la mina Gonzalito comenzó dentro de un programa nacional, llevado adelante por el GEAMIN. Este proceso está dentro de un conjunto de sitios a remediar desde el punto de vista ambiental que habían sido objeto de algún nivel de contaminación por el paso del tiempo, el abandono de las tareas, la irresponsabilidad de las empresas o la falta de control del Estado», explicó

Señaló que en la Argentina «hay tres casos emblemáticos. Uno está en Jujuy, otro en San Juan y el tercero son las escorias de la pila de plomo de San Antonio Oeste».

En este marco, explicó que un vecino de la zona «hizo una presentación ante la Justicia sosteniendo, con algún fundamento técnico, que esas escorias contenían ciertos valores del mineral indio, que tiene una gran aplicación en la electrónica y podría constituir un patrimonio a ser resguardado».

«Esto originó una sentencia del Superior Tribunal de Justicia donde se decía claramente que había que resguardar cualquier material valioso dentro de este marco», señaló.

Continuó explicando que este año se dieron a conocer los datos de la evaluación de la consultora. «Lo que nos requería en su momento la Justicia, ya con mi responsabilidad en esta Secretaría, era un informe -que enviamos en junio- relacionado con las acciones que se estaban haciendo».

«Esta información fue remitida para conocimiento de la Procuradora General, quien hace dos días respondió señalando que consideraba insuficiente la información y pidiendo más detalles sobre actuaciones del GEAMIN», explicó.

«Ayer se envió la nota al coordinador del GEAMIN solicitando que pida a la consultora información sobre cuanto mineral de indio existe y si ese material puede ser aprovechado económicamente. También pedimos que indique específicamente como estará compuesta la celda de disposición final de esa escombrera y cuales son los próximos pasos».

«No pedimos detalles sobre la disposición final, porque eso será elegido en talleres que se desarrollará en San Antonio Oeste con integrantes del municipio y la comunidad», finalizó Ferreyra.