Una importante cantidad de vecinos se congregó en la plaza del Centro Cívico para manifestar su rechazo a una decisión del gobernador Carlos Soria que genera una fuerte polémica: el gobierno busca dar marcha atrás con la prohibición de uso de cianuro en la provincia y desarrollar la minería a cielo abierto en Río Negro.

Una importante cantidad de vecinos se reunieron hasta ocupar, al menos, un cuarto de la plaza Expesionarios del Desierto del Centro Cívico para manifestar su rechazo a la derogación de la ley que prohíbe el uso de cianuro en Río Negro.

 

En la oportunidad, distintas personas tomaron la palabra para hablar sobre los puntos que se le cuestionan a la extracción minera a cielo abierto con el uso de cianuro y a la Ley de Minería aprobada por el Congreso de la Nación durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem.

Desde la Sociedad Profesional de Guías de Turismo, Ana manifestó a Radio Seis que «debiera estar medio Bariloche defendiendo nuestros recursos naturales» y recordó que la explotación minera en las provincias de San Juan y Catamarca muestra cómo «están desmoronando las montañas». «Los vecinos por ahí no tienen noción del daño que están haciendo las mineras en el país», agregó.

Motivados por la preservación del medio ambiente y la protección del agua para las futuras generaciones, entre otros puntos, los vecinos comenzaron a juntar firmas para que sean enviadas al gobernador Carlos Soria.

Con el aval del 53 por ciento de los votos dado a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobierno nacional re-impulsa la minería de extracción en gran escala que suma al avance de la frontera de la soja en todo el territorio, y promete generar un impacto ambiental irreversible principalmente sobre el agua, los bosques y el suelo en todo el territorio nacional.

A este nuevo impulso -que se había detenido a principios de la década por la movilización popular en su contra-, la población comenzó a responder con nuevas manifestaciones en distintas ciudades como Esquel donde una nueva minera busca resurgir el proyecto que generó el rechazo masivo de los vecinos de esa ciudad y de la zona en 2003.

Ante el proyecto que presentó este lunes el gobernador Soria para derogar la prohibición de uso de cianuro en Río Negro, un centenar de vecinos se congregó en el Centro Cívico para manifestar su rechazo aunque todo indicaría que la actual Legislatura en la que tiene mayoría el oficialismo avanzará con fuerza.

Durante la jornada, el legislador del PPR, Claudio Lueiro, adelantó su voto en contra y en defensa del agua y el medio ambiente. Para sumar a esta postura, B2000 intentó recabar los argumentos de los legisladores del bloque del Frente para la Victoria (FpV) sin demasiado éxito.

La ex-concejal Arabela Carreras adelantó que su voto será positivo pero se reservó los argumentos a la sesión legislativa dado que, según esgrimió, «el ámbito del debate es la legislatura por eso quiero dar el debate ahí y después voy a charlar con los medios». «Mi voto es positivo y estamos en pleno trabajo con la incorporación de elementos», sostuvo y se quejó porque este tema eclipsaría a otros proyectos de importancia que van a votar.

Por su parte, su par Silvia Paz, se limitó a decir que su postura es de grupo porque «somos un bloque» y agregó que «estamos trabajando con todos los argumentos de por qué es el apoyo» sin aclarar esos argumentos hasta que se cortó la comunicación.

Si los 5 legisladores de Bariloche coinciden en un voto en bloque, el proyecto de Soria tendrá además los votos positivos de César Miguel, Beatriz Contreras y Marcos Catalán. Además, contaría con el voto de Alfredo Torres de El Bolsón.

{youtube}XjtFqFOYQ_0{/youtube}