El hallazgo de más de 200 kilos de cianuro de potasio (un compuesto altamente tóxico que se utiliza principalmente en minería, para los procesos de lixiviación de metales preciosos como el oro y la plata) generó alarma en esta villa balnearia, luego de la denuncia de un vecino que vio cómo el material contenido en tres tambores fue abandonado en un campo para ser enterrado. El hecho tuvo lugar ayer cerca de las 16, en un campo del paraje Los Chañares ubicado a dos kilómetros de la zona de Piedras Coloradas, al sur del balneario.

Fuente: diario Río Negro

05/04/2011. Allí, en las tierras que actualmente ocupa Raúl Tarruella (hermano de Eugenio, el vecino que inició el litigio aún vigente con la municipalidad por la posesión de una importante franja costera) tres tambores identificados con la leyenda del peligroso químico fueron abandonados por una camioneta de la empresa Cotrasao, una cooperativa de servicios que funciona en San Antonio.

La posibilidad la dio a conocer el titular del Codema, Oscar Echeverría, quien -al igual que el municipio de San Antonio Oeste-, presentó una denuncia penal. No obstante, desde Subsecretaría de Medio Ambiente, aclararon que es imposible que este químico peligroso ingrese a territorio neuquino.

Desde Cotrasao, la cooperativa de San Antonio Oeste (SAO), afirman que fueron contratados durante el verano por el contador Alejandro Tarruella (que actualmente ocupa un cargo provincial vinculado al manejo de los pasivos de Hiparsa y es hijo del dueño del campo en el que iban a ser enterrados los tres tanques) para limpiar el predio de Hiparsa. Cuándo le consultaron al contador qué hacer con los tres recipientes él les pidió que los llevaran a SAO, a los talleres de la firma, ya que los mandaría a analizar, y que luego les dijo que los trasladaran a su campo, aunque niegan que pensaban enterrarlos (algo que se sabe por los dichos del puestero del lugar).

Tarruella, que no está en SAO, no responde su celular y hasta ahora no tomó contacto con ninguna autoridad.

Desde el Codema realizaron una denuncia penal en la unidad fiscal de atención primaria del ministerio publico fiscal, a cargo de Ricardo Falca, para que investigue el tema, en tanto que el municipio de SAO hizo lo propio en la fiscalía local.

A las 17:30 Echeverría llegará a SAO para reunirse con las autoridades, y comentó que a las 19 un camión de la empresa neuquina de transporte de materiales peligrosos Comarsa retirará los tres tambores de cianuro (que ahora están en Cotrasao, ya que ayer luego del hallazgo fueron llevados de vuelta allí) «para llevarlos a su depósito en Neuquén», ya que el Codema se contactó con una firma minera (de la que no quiso dar el nombre) a la que le entregarían el material.

Sin embargo, una fuente de la Subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia del Neuquén informó que es imposible que estos químicos peligrosos entren a territorio neuquino, «que ninguna empresa tiene permiso para ingresar con este material activo».