Un grupo de vecinos, integrantes de ONG y gremios marcharon por las calles de la ciudad sureña para celebrar la caída del emprendimiento.

A partir de las ocho de la tarde, integrantes de vecinos autoconvocados, la Asamblea del Pueblo y la Multisectorial local, avisados a través de las radios locales, se reunieron y comenzaron a marchar por la avenida Alvear Oeste hasta las puertas de la municipalidad, donde entonaron el himno nacional argentino y lo remataron con un reiterado «El agua de Mendoza no se negocia» a viva voz.

 

«¡Qué lindo es ver a la Gente contenta, resaltá eso por favor!» pidió Norma, una vecina que cargaba una pancarta en la que se leía el ya clásico «no a la mega minería contaminante». «Hoy es una jornada gloriosa para todos los mendocinos» resaltó Carlos Pía uno de los referentes de la Multisectorial aunque otros fueron más escépticos, como Guillermo, que se preguntó si «no será algo por las elecciones y después van a insistir con lo mismo».

Entre otros dirigentes políticos participaron el senador alvearense Néstor Otero (PJ) y el diputado radical Alejandro Molero, que se mostró eufórico y afirmó: «Esto se planteó como una estrategia y logramos introducir el tema en la sesión cuando no se lo esperaban. No importa que digan que fue oportunismo político o una madrugada, lo importante es que lo conseguimos».

El dato curioso

El improvisado acto se realizó en la explanada de la plaza Carlos María de Alvear, donde hasta el día anterior destacaba un pasacalles de campaña con las figuras del intendente Juan Carlos De Paolo y Francisco «Paco» Pérez y que al momento de la reunión, misteriosamente había desaparecido. «Se lo habrán llevado a San Juan» bromearon los manifestantes a la pasada