Hace unas horas, Eduardo Galeano recibió el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo. Siendo 22 de marzo de 2011, Día Mundial del Agua, lo dedicó a los Militantes del Agua, «que en Mendoza y muchas otras comarcas del mundo» luchan contra las mineras, forestales y todos los que la contaminan, traicionan la naturaleza y quieren convertir al agua en una mercancía. «El agua es y quiere seguir siendo un derecho de todos».

 

 

Por Asamblea Popular por el Agua y diario Los Andes

22/03/2011.

{youtube}MjIG1gjET5U{/youtube}

La tradicional exposición magistral de los nuevos Doctorados la comenzó Galeano -en coincidencia con el Día Internacional del Agua, que se celebra el 22 de marzo- con un «homenaje a los militantes del agua aquí y en otros sitios, contra los enemigos del agua, empresas mineras que la contaminan, industria forestal que la seca y todos los que pecan y traicionan a la Naturaleza, convirtiendo al agua en un negocio y no un derecho de todos». (Al término del acto, representantes de un importante grupo de la Asamblea del Agua le entregaron una camiseta de su campaña «No a la minería contaminante».)

Leer la crónica del acto 

«Nos han recibido como si fuéramos amigos de siempre». Con estas palabras iniciales Eduardo Galeano recibió el doctorado Honoris Causa y el pueblo mendocino le rindió de pie una merecida ovación.

Con aplausos sostenidos, el uruguayo fue galardonado con la máxima distinción que otorga la Universidad Nacional de Cuyo. Los encargados de hacer entrega del diploma y la plaqueta representativa fueron el ingeniero agrónomo Arturo Somoza y el doctor Gustavo Kent, rector y vicerrector respectivamente de la casa de altos estudios. También acompañó Juan Carlos Aguiló, decano de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales, entidad que dio origen a esta iniciativa.

El evento se llevó a cabo en el Salón de Grado de la Universidad donde una verdadera multitud de fanáticos de Galeano se convocaron para dar un sentido homenaje a Galeano.

Además del tradicional diploma de honor, Galeano recibió una placa recordatoria de manos del decano Aguiló y una escultura «Imágenes primigenias», obra de la artista Vivian Magis, de manos del Vicerrector.

La tradicional exposición magistral de los nuevos Doctorados la comenzó Galeano -en coincidencia con el Día Internacional del Agua, que se celebra hoy- con un «homenaje a los militantes del agua aquí y en otros sitios, contra los enemigos del agua, empresas mineras que la contaminan, industria forestal que la seca y todos los que pecan y traicionan a la Naturaleza, convirtiendo al agua en un negocio y no un derecho de todos».

En el acto también estuvieron integrantes del la Asamblea del Agua, quienes le entregaron una camiseta de su campaña «No a la minería contaminante».

La exposición del escritor giró en torno a los Bicentenarios que en estos años celebran distintos países de América Latina. «La independencia -sentenció- sigue siendo una tarea inconclusa y es necesario hacer memoria para completarla», afirmó.

La memoria del futuro

Para la entrega del título honorífico, Galeano preparó un discurso denominado «La independencia memoria del futuro». Con él, recordó que tras dos siglos de independencia, esta aún continúa siendo un desafío porque todavía es una tarea inconclusa y es necesario hacer memoria para completarla.

En su relato sobre la memoria, el escritor recordó a algunas personas y países que nos conducirán a la plena independencia. Por ello destacó que el primer país que en verdad fue libre fue Haití contrario a lo que muchos podrían llegar a pensar. «Por ello, Haití fue condenado a la soledad y al desprecio. Esas hazañas negras fueron imperdonables para los blancos dueños del mundo», explicó con la dureza que lo característica a la hora de denunciar las penurias de América Latina.

También hizo referencia a Paraguay: «Fue otro de los castigados por cometer el crimen de la dignidad. Ese país no obediente y sin deuda fue destruido en nombre de la libertad de comercio».

Posteriormente, trajo a escena a personajes conocidos por los argentinos y a otros no tan conocidos. A Mariano Moreno y Juan José Castelli los señaló irónicamente de «perversos», ya que iban en contra de los intereses coloniales por ser portadores de otras ideas. También recordó, fiel a su estilo, a Simón «El Loco» Rodríguez, quien llevó a la práctica ideas revolucionarias para el siglo XIX. «Fue el más audaz y querible de los pensadores latinoamericanos», indicó Galeano.

Por último finalizó su discurso diciendo que «es reveladora la porfiada memoria de los perdedores» e invocó a uno de los que para él, irónicamente, es un perdedor: José Gervasio Artigas, el prócer de su país.

 

Cada vez somos más los que decimos:

¡NO A LA MEGAMINERÍA QUE MATA, SQUEA Y CONTAMINA!

¡NO A SAN JORGE!

¡EL AGUA DE MENDOZA, NO SE NEGOCIA!

Asamblea Popular por el Agua

CONTRA EL SAQUEO Y LA CONTAMINACIÓN

miembro de:

ASAMBLEAS MENDOCINAS POR EL AGUA PURA – AMPAP –

UNIÓN DE ASAMBLEAS CIUDADANAS – UAC –