San Rafael, Mendoza, Argentina – 19/02/07. La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) no se presentó a la audiencia pública en que debía defender su proyecto para remediar la mina de uranio de Sierra Pintada. CNEA solo incluía remediación inicial cuando la sociedad civil exige remediación total y cierre definitivo.
Más de 400 personas reunidos en el teatro Roma de San Rafael continuaron la audiencia pese a la ausencia de CNEA.- al leerse un pedido de la multisectorial de remediación total y cierre definitivo, todo el auditorio se puso de pié y aplaudió durante 10 minutos.
Pulsá para leer Como rata por tirante elaborado por la Agrupación UranioNoGracias

ESCÁNDALO EN SAN RAFAEL, MENDOZA

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) no se presentó a la audiencia pública en que debía defender su proyecto para remediar la mina de uranio de Sierra Pintada.

CNEA solo incluía remediación inicial cuando la sociedad civil exige remediación total y cierre definitivo.

Más de 400 personas reunidos en el teatro Roma de San Rafael continuaron la audiencia pese a la ausencia de CNEA.- al leerse un pedido de la multisectorial de remediación total y cierre definitivo, todo el auditorio se puso de pié y aplaudió durante 10 minutos.

Richard Schkop, presidente de la Multisectorial del Sur, sostuvo que este masivo rechazo «explica porqué la CNEA no quiso presentarse.- sabían que la gente quiere la remediación total y el cierre definitivo de la mina de uranio».

En la audiencia expuso el dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM, quien consideró que «el masivo rechazo de la concurrencia a la remediación parcial de la mina es una señal contundente.- la gente sabe que remediar menos del 4% de todo el uranio que hay en la mina, como lo propone CNEA, es un acto cosmético para luego reabrir sierra pintada.- por eso aplaudieron durante 10 minutos la propuesta de remediación total, y el cierre definitivo de la mina».-

Córdoba (Córdoba) y San Rafael (Mendoza), 19 de febrero de 2007.- La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM), una organización miembro de la RENACE, indicó que este fin de semana «se produjo en San Rafael un hecho inédito a nivel nacional que demuestra la falta de respeto de CNEA por la gente, porque no se presentó a la Audiencia Pública donde tenía que defender su proyecto para remediar la mina de uranio de Sierra Pintada, y reducir así la contaminación producida por sus depósitos». Unas 400 personas esperaron en vano la presencia de los técnicos y profesionales de CNEA. La Multisectorial del Sur, entidad que reúne a 38 organismos de la ciudad de San Rafael, recordó que el proyecto de CNEA «solo incluye remediación inicial cuando la social civil exige remediación total y cierre definitivo». El encuentro se concretó en el Teatro Roma de San Rafael. Su ingreso estaba tapizado de pancartas que exigían «cierre definitivo de la mina», «agricultura sin uranio» y «remediación total sí, reapertura no». Un gigantesco cartel que decía «No a la mina de uranio» pareció anticipar el espíritu de la audiencia, que se pronunció masivamente contra la reapertura de Sierra Pintada.

Más de 400 personas reunidas en el teatro Roma de San Rafael permanecieron en sus asientos mientras protestaban contra la falta de seriedad de CNEA tras conocer que no se presentaría. Cuando Richard Schkop de la Multisectorial del Sur leyó el documento de queja por la ausencia del organismo nacional, y recalcó que la remediación debía ser total y el cierre de la mina definitivo, todo el auditorio se puso de pié y aplaudió durante 10 minutos. Richard Schkop, presidente de la Multisectorial del Sur, sostuvo que este masivo rechazo «explica porqué la CNEA no se quiso presentar. Sabían que la gente quiere la remediación total y el cierre definitivo de la mina de uranio, y no una remediación cosmética».

La Audiencia pudo continuar gracias a un pedido formal realizado por el Abogado Andrés Gil Domínguez . Este profesional, que es docente en derecho constitucional de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad de Salamanca, logró que la provincia receptara las voces de todos aquellos que se habían anotado, y se las considerara prueba.

Pudo expresarse así la mayor parte de las casi 200 personas que se habían anotado para hablar. El Dr. Raúl Montenegro, que coordinó la revisión del estudio presentado por CNEA al gobierno de Mendoza, reseñó «los vacíos e imprecisiones» del informe de CNEA. Precisó que el informe «solo se refiere a una remediación inicial donde se trata menos del 4% de todo el uranio y radio que hay en la mina». Agregó que el estudio de CNEA «es ecológicamente pobre e incompleto, no hizo un estudio de la vida acuática, no estableció especies indicadoras para evaluar el impacto de la mina y omitió analizar, además de otros temas, las sustancias tóxicas presentes en la totalidad de la mina». Montenegro sostuvo que CNEA «no quiso admitir la evidente contaminación con uranio que sufrió y sufre el arroyo El Tigre aguas abajo de Sierra Pintada. En el agua se encontró hasta 75 microgramos de uranio por litro. Vale recordar que un agua con más de 10 microgramos de uranio por litro de agua no es apta para irrigación».

El Dr. Raúl Montenegro consideró que «el masivo rechazo de la concurrencia a la remediación inicial de la mina es una señal contundente. La gente sabe que remediar menos del 4% de todo el uranio que hay en la mina, como lo propone CNEA, es una excusa cosmética para luego reabrir Sierra Pintada. Por eso más de 400 personas aplaudieron durante 10 minutos la propuesta de remediación total, y el cierre definitivo de la mina».

La mayoría de los técnicos que participaron coincidieron en calificar el proyecto de remediación presentado por CNEA como «técnicamente poco serio, mal planteado y falto de rigor pues aborda una remediación inicial más pensada en la reapertura de la mina que en el tratamiento de todos los residuos». Asistieron, entre otros, Juan Schroeder, coautor del artículo 41 de la nueva Constitución Nacional; el médico pediatra Valentín Stiglitz, quien reseñó la contaminación con uranio producida por el Centro Atómico en las aguas subterráneas de Ezeiza; Javier Rodríguez Pardo, de Chubut, y José Vélez, del Foro Social del PRAMU.

José Vélez informó que el Foro Social del PRAMU «aceptó a la Multisectorial del Sur como miembro permanente» y que desde Córdoba «no solo trabajaremos para que se remedien la mina de uranio de Los Gigantes y los residuos ubicados en la planta de Dioxitek S.A., sino también Sierra Pintada. La remediación de Sierra Pintada debe ser total, no parcial, y el cierre definitivo. CNEA mostró, tanto en Córdoba como Mendoza, que nunca abordó seriamente el problema de los residuos radiactiivos». Javier Rodríguez Pardo, de MACH, recordó que la movilización «debe continuar hasta que la mina sea remediada en un 100%, y se la cierre en forma definitiva». Juan Schroeder por su parte sostuvo que «las malas prácticas y la mentira han sido una constante en la CNEA». Schroeder es el artífice de la decisión judicial que le impide a INVAP ingresar residuos radiactivos procedentes de Australia.

Paulina Martínez, abogada de la Multisectorial del Sur, indicó que la CNEA «estuvo rebelde en una audiencia pública cuya convocatoria fue validada judicialmente, lo que constituye una presunción de verdad para todo lo afirmado por los 180 oradores, que rechazaron unánimemente la propuesta presentada por CNEA».

Numerosos oradores cuestionaron duramente a la Subsecretaría de Ambiente del gobierno de Mendoza por «no haber advertido la falta de seriedad del informe presentado por CNEA» y su «sospechosa incompetencia para garantizar, previo a la Audiencia Pública, el libre acceso a la información». Uno de los asistentes pidió incluso la renuncia del Subsecretario de Ambiente, Gustavo Morgani.

José Esaín, abogado de la Multisectorial, cuestionó jurídicamente la falta de acceso a la información con que se preparó esta audiencia, e indicó que aquello que CNEA llama pasivos ambientales «son en realidad activos que contaminan el ambiente en forma permanente».

Ricardo Stradella, de bodegas Bianchi, recordó que la producción de vinos, frutas y otros productos agrícolas «no puede ser amenazada por una mina de uranio que no deja ningún beneficio a la provincia, y que sí representa, en cambio, una amenaza permanente». Durante la Audiencia Ricardo Stradella leyó párrafos del artículo publicado por el Financial Times de Londres que analiza el temor de los productores de San Rafael ante la eventual reapertura de la mina. «Nosotros queremos más mercados abiertos a nuestros productos, no actividades que amenacen nuestras exportaciones», sostuvo.

Durante la Audiencia Pública hablaron numerosas mujeres que, invocando su condición de madres y la salud de sus hijos, pidieron «una remediación total y el cierre definitivo de la mina de uranio». Cada una de sus intervenciones fue seguida de fuertes y prolongados aplausos.

La Multisectorial del Sur, que fue junto a la comunidad de San Rafael la gran ganadora de esta Audiencia, sostuvo que «la voz de 180 oradores le dijo sí a la remediación total del predio y al cierre definitivo de la mina, y no al la remediación inicial e incompleta. A nuestro juicio el trámite administrativo iniciado por CNEA ante el gobierno se cayó. Ahora debe reiniciarlo con más seriedad y participación pero abordando la remediación total de Sierra Pintada».

La Multisectorial del Sur recordó que «debe hacerse una auditoría independiente del nivel de contaminación que produjo y produce la mina, y estar listos para vigilar en forma independiente la remediación total». Dos físicos de la Universidad Nacional de La Plata, la Dra. Judith Desimoni y el Dr. Leonardo Errico rescataron «la importancia de los estudios independientes». Anunciaron además que la Universidad Nacional de La Plata «está trabajando en el desarrollo de un laboratorio independiente que una vez equipado podrá hacer los estudios que hoy solicitan los vecinos». Judith Desimoni y Leonardo Errico pertenecen al Grupo de Investigación y Servicios de Radiactividad en Medio Ambiente de la Facultad de Ciencias Exactas (Universidad Nacional de La Plata).

La Multisectorial del Sur, a través de su abogada Paulina Martínez, hizo «reserva de acciones por daños y perjuicios a derechos subjetivos singulares y daño ambiental colectivo» e incluso «de acciones de tipo penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público». Al referirse a las acciones por daños y perjuicios indicó que se analizaría la responsabilidad personal de los funcionarios públicos «para que respondan con su propio patrimonio por autorizar actividades que pueden producir algún daño. Si los funcionarios tuvieran que responder con su patrimonio pensarían dos veces antes de autorizar proyectos mal planteados».

Para mayor información consultar a:

Dr. Raul A. Montenegro, Biologo
Presidente de FUNAM
Premio Nobel Alternativo 2004 (RLA-Estocolmo, Suecia).
Profesor Titular de Biologia Evolutiva,
Universidad Nacional de Cordoba (Argentina)
Teléfino 03543-422236.

FUNAM
Fundación para la defensa del ambiente
Environment Defense Foundation.
Casilla de Correo 83
Correo Central, (5000) Córdoba, Argentina.

Tel: +54-351-4690282 (Funam)
Tel: +54-3543-422236 (Raúl Montenegro)
Fax: +54-3543-422236
Email: funam@funam.org.ar
Web: www.funam.org.ar

FUNAM es una ONG fundada en 1982.
Tiene status consultivo en ECOSOC y CSD (Naciones Unidas, Nueva York).
FUNAM es Premio Global 500 de Naciones Unidas (1987).
Miembro de RENACE.