Como hace 12 años, la contramarcha antiminera ya es parte del folclore del Carrusel de la Fiesta Nacional de la Vendimia. Este 2018, la contramarcha de los ambientalistas contó con referentes de las AMPA (asambleas por el Agua Pura de Mendoza) de todos los departamentos de Mendoza. La protección del agua es el eje central. La protesta tuvo gran concurrencia, la cantidad de personas reunidas superó las tres cuadras.

Fuente: Los Andes y Vía Mendoza

A las agrupaciones provinciales también se le sumó la Asamblea por el agua de Jachal (San Juan) y la Asociacion contra el gatillo fácil.

Esta vez el reclamo fue en contra del fracking y, puntualmente, las personas que llegaron desde el Valle de Uco marcharon contra las fumigaciones aéreas, un tema que generó polémica durante el 2017.

«Nuestra defensa es sobre el agua pura. En los últimos meses se suma el tema del franking y de las pulverizaciones. En San Carlos, pese a tener una ordenanza, nos han pulverizado igual», dijo la ambientalista Verónica Cimarelli a Los Andes.

Cerca de las 11 pasaron ante un palco oficial casi vacío, debido a que el gobernador Alfredo Cornejo y el jefe de Gabinete Marcos Peña realizaban una conferencia de prensa tras los discursos de la Coviar.

Humberto Mignorance estuvo en los primeros minutos del paso de los ambientalistas. Alcanzó a ver su foto en algún cartel y se fue. Volvió a los pocos minutos.

Una maqueta móvil de un avión de pulverizaciones con la foto de Alfredo Cornejo y el secretario de Ambiente Humbero Mignorance como conductores es una de las postales del reclamo.

También los son niños vestidos de abejas y otros insectos, simulando estar en riesgo.

Las colectividades también protestaron en el carrusel

Las dos colectividades más grandes de Mendoza se mostraron en contra del cobro a extranjeros en los hospitales argentinos.

Parece que la Vendimia del 2018 es la fiesta de las contramarchas. A los ambientalistas y al SUTE se le sumaron las colectividades para reclamar por el cobro que se piensa hacerle a los extranjeros en los hospitales públicos argentinos.

Por primera vez en la historia de la Fiesta de la Vendimia, colectividades peruanas y bolivianas marcharon para reclamar en el carrusel mendocino.

Las colectividades marcharon con reclamos que decían los siguiente: “Migrar es un derecho”, “No sobran migrantes, sobran racistas” “la Vendimia se hace con mano de obra migrante”.

 

Muchos de los migrantes trabajan en bodegas de la provincia. El tema se instaló porque el gobernador de Jujuy manifestó que su idea es cobrarle a los extranjeros por la atención médica. Es por eso que se generó un debate a nivel país.