El principal gremio docente de La Rioja, la Asociación de Maestros y Profesores (AMP), denunció que el gobierno provincial no distribuyó entre los docentes el Manual de Educación Ambiental que editó el gobierno nacional , porque cuestiona severamente la mega minería como contaminante y en su lugar elaboró otro manual «que da una versión más edulcorada» de dicha explotación. El gremio, que es entidad de base de la CTERA enrolada en la CTA kirchnerista de Hugo Yasky, agregó que hay docentes de Famatina y Chilecito que están siendo perseguidos por «su condición de militantes contra la mega minería».

El secretario general de la AMP, Rogelio De Leonardi, dijo a Clarín que la Nación imprimió unos 300.000 ejemplares del manual destinado a los docentes, «cuyo prólogo está firmado por el ministro Alberto Sileoni y desmiente categóricamente lo que dice la empresa provincial de minería EMSE».

A La Rioja habrían llegado unos 30.000 ejemplares que no fueron entregados a los docentes . El dirigente agregó que cree que «en otras provincias mineras estaría pasando lo mismo».

En su lugar, el gobierno riojano está distribuyendo un manual propio, «elaborado de apuro y que es muy inferior en amplitud y profundización de todo lo relacionado con el ambiente». No obstante ello, habría sido declarado de «interés educativo» por el Consejo Federal de Educación. De acuerdo a la investigación publicada por Clarín en noviembre, el gobierno de San Juan también se resistía a repartirlos.

«En la actualidad (la minería) resulta doblemente destructiva por su gran escala y por la tecnología que ha acrecentado su capacidad productiva «, dice el manual oficial nacional, que también detalla las clases de contaminación en el aire, el suelo y el agua de las explotaciones mineras a cielo abierto que proliferan en varias provincias cordilleranas.

A su vez, el gremio docente se hará presente mañana –día del comienzo del ciclo lectivo 2012 en La Rioja- en la localidad de Famatina, para «investigar denuncias y respaldar» a docentes de ese departamento y del vecino Chilecito, que están siendo perseguidos por participar de las asambleas de ciudadanos que se oponen a la mega minería.

«Ya está instalada la persecución. La diputada departamental Adriana Olima (docente también y presidenta de la comisión de Educación de la Legislatura) tiene participación muy activa en esto», dijo De Leonardi. Se sabe que hubo «amenazas verbales de desafectar a docentes, en escuela de Chañarmuyo, de parte de la diputada para que no participen de las manifestaciones. Y la condición de opositor político o militante contra la mega mineria, es el causante de esta situación», que afecta a docentes de todos los niveles, inclusive de educación especial, afirmó. El gremio ya tiene seis casos concretos al respecto.