Hola hermanos de Famatina y Chilecito, los saludamos desde México, hemisferio norte de nuestro único y precioso planeta Tierra. Una de ustedes dijo «Ni así venga Obama. No van a entrar.» Y otro de ustedes dijo «¿De que sirve el oro si no tenemos vida y armonía?». Ya derrotaron y mandaron a su casa a la Barrick Gold, un monstruo minero. Si tuvieron la fuerza y la unidad para echar a la Barrick, ustedes pueden todo.

Por Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa

Hola hermanos de Famatina y Chilecito,

Los saludamos desde México, hemisferio norte de nuestro único y precioso planeta Tierra.

Nosotros somos el Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa, encabezado por varias comunidades del pueblo Wixarika (Huichol) con el apoyo de 20 organizaciones civiles. Estamos luchando aquí en México para proteger Wirikuta, territorio sagrado para el pueblo Wixarika y para el mundo, de la destrucción a manos de la mega minería y los gobiernos cómplices.

Hace pocas semanas los ancianos wixáritari (indígenas huicholes), durante una ceremonia en que se consultaba a los dioses acerca del rumbo de la humanidad, dieron su palabra.

Ellos dijeron que en el origen del mundo, todos los seres humanos éramos el mismo ser humano. Con el transcurso del tiempo, con el devenir de la historia, se fueron engendrando las diferentes creencias. Y fue a causa de estas creencias diferentes que ese ser humano esencialmente uno comenzó a desmembrarse, a ser muchos, separados, divididos, solos.

La Tierra, nuestro planeta y nuestra madre, no está separada de nosotros, porque toda la vida es una. Así, en un continuum de causas y efectos, esta condición actual de la humanidad desmembrada, fragmentada, dividida, despedazada, se está viendo espejada en nuestra tierra. La tierra sufre y de una manera muy real está empezando a despedazarse, a desmembrarse, a estar separada y sola. Está fue la palabra de los ancianos wixaritari.

El problema de la minería tóxica es un problema de conciencia, o mejor dicho de anti-conciencia. Pide no haber comprendido que la vida es una. Que lo que hacemos a otros -y este «otros» incluye animales, plantas, planeta- nos lo hacemos. Por eso en esta conciencia somos uno con ustedes. Estamos lejos geográficamente, pero estamos unidos porque no estamos separados, divididos. No estamos solos, la Tierra está con nosotros.

Una de ustedes dijo «Ni así venga Obama. No van a entrar.» Y otro de ustedes dijo «¿De que sirve el oro si no tenemos vida y armonía?». Ya derrotaron y mandaron a su casa a la Barrick Gold, un monstruo minero. Si tuvieron la fuerza y la unidad para echar a la Barrick, ustedes pueden todo.

Los apoyamos con el corazón en la lucha,

Un abrazo fraterno desde México.

FRENTE EN DEFENSA DE WIRIKUTA TAMATSIMA WAHAA