Adoptó esa postura tras la tenaz oposición de la opinión pública ante la intención de explotar ese cerro con la polémica minería a cielo abierto. La gente se impuso luego de varios meses de lucha. Finalmente, la tenaz lucha de los habitantes de Famatina pudo más y la canadiense Osisko Mining Corporation canceló el proyecto minero en el que iba a comenzar a trabajar este mes en el cerro riojano, en respuesta a las protestas de los ciudadanos de esa región ante una posible contaminación ambiental. (VER ACTUALIZACIÓN AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO)

«Si no hay licencia social para la exploración y desarrollo en todo el área del proyecto Famatina, no habrá trabajo», dijo la compañía en un comunicado publicado en su página de internet.

La noticia generó una fuerte expectativa en la ciudad de Alto Carrizal donde desde el 2 de enero miles de personas acampan en un piquete para impedir el ingreso de camiones perteneciente a Osisko al cerro Famatina.

Desde el corte señalaron a la prensa que prefieren mantener «la guardia alta» porque no confían «ni en lo que pueda decir la empresa ni en lo que informe el gobierno de Luis Beder Herrera».

Los asambleístas, que cuentan con el apoyo de la municipalidad de Famatina y de diversas organizaciones ambientalistas, mantendrán el corte en la base del cerro hasta que la empresa «elimine el proyecto y firme la ruptura del contrato».

El comunicado de la empresa llegó justo cuando la administración riojana evaluaba llamar a una consulta popular en toda la provincia para que la sociedad decida si permite o no el trabajo minero en el cerro Famatina.

 

 

ACTUALIZACIÓN:

Osisko, Famatina, los medios y la No Noticia

OBSERVATORIO. En los últimos minutos, distintos medios masivos están publicando una noticia que menciona «Osisko anunció que cancela su proyecto minero en La Rioja». Sin embargo, se trata lamentablemente de una información errónea, producto de una mala interpretación del comunicado empresarial.

El propio título del comunicado dice: «Actualización del estado del proyecto Famatina».

La corporación Osisko escribe en un comunicado que «sin licencia social para exploración o desarrollo en el área de Famatina, ningún trabajo se realizará». Es una oración simple bajo un subtítulo llamado «Un proyecto de exploración, no un proyecto minero». Es decir, que se trata del discurso consabido de las corporaciones mineras, que busca desactivar la protesta social.

Por otra parte, se trata de una estrategia similar a la del gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, pero aún más suave. Es más, el párrafo donde se encuentra la oración mencionada, comienza diciendo que la empresa «ha comenzado a preparar un programa de información comunitaria», y que esto es muy necesario porque «sin licencia social, no comienzan los trabajos». La semana pasada, el mandatario provincial había declarado algo similar.

Las empresas de la mega-minería, cuando buscan instalarse en el territorio, siempre dicen dos cosas. Una es que «todavía están en etapa de exploración», para intentar bajar la demanda informativa sobre ellas. La segunda es que «respetan la licencia social», como parte de su «minería responsable». Por lo tanto, de ninguna manera se escribe en el comunicado que la corporación abandona o cancela su proyecto.

En definitiva, se trata de una clara «No Noticia». El comunicado de Osisko es muy suave, y algunos medios se valieron de una oración en un comunicado más extenso titulado justamente «Actualización sobre el estado del proyecto Famatina». Una frase descontextualizada, que tal vez solamente sirva para obtener algo más de «rating». Por supuesto, no se trata para nada de un «periodismo responsable».

No se trata de que el proyecto minero se cancele. Ni siquiera anuncian su suspensión, todavía, sino que reconocen una situación de hecho: el proyecto está parado por la lucha de los asambleístas en «El Famatina No se toca». Es grave que los medios contribuyan a la desinformación en un tema tan sensible, jugando con la esperanza de un pueblo.

Fuente: ComAmbiental