21.01.2012 | «El 10 de diciembre, en el inicio de su segundo mandato, la Jefa de Estado dijo: ‘No soy la presidenta de las corporaciones’ y sin embargo, en materia minera, ella y su marido (Néstor Kirchner) fueron en estos ocho años fieles continuadores de la política menemista en materia minera», advirtió la entidad.
La Federación Agraria pidió hoy a los gobiernos nacional y de La Rioja que atiendan el reclamo de los manifestantes concentrados en Famatina para impedir el funcionamiento de una empresa canadiense que explotará un yacimiento de oro, mediante la utilización de cianuro. «El 10 de diciembre, en el inicio de su segundo mandato, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo: ‘No soy la presidenta de las corporaciones’ y sin embargo, en materia minera, ella y su marido (Néstor Kirchner) fueron en estos ocho años fieles continuadores de la política menemista en materia minera», advirtió

.La federación de pequeños y medianos productores rurales manifestó además que «el gobierno nacional y varias administraciones provinciales kirchneristas, como la de La Rioja y San Juan, han aplicado un modelo de minería a cielo abierto y con el uso de cianuro, con escasos beneficios para nuestro país».

Añadió que el gobierno nacional «ha propiciado la llegada de enormes corporaciones multinacionales» y recordó que la Presidenta «se reunió varias veces con el CEO de la Barrick Gold, Peter Munk, para garantizar los grandes negocios que esta firma canadiense hace con recursos naturales de la Argentina».

La entidad agropecuaria señaló también que en el caso de los pobladores de Famatina que rechazan la mega-minería «esta verdadera resistencia cívica nos están dando el ejemplo a todos los argentinos de que podemos ser protagonistas de nuestro propio destino, mediante la participación