En el marco del seminario «Secretaría de Minería Informa. El SEGEMAR expone», que se concretó en el hotel Naindo de la ciudad Capital, Ricardo Crubelatti, director del Laboratorio Químico del Instituto de Tecnología Minera del SEGEMAR, disertó sobre «El agua y su relación con la actividad minera» y en su exposición aseguró que la relación entre el agua y la minería «no es una situación para alarmarse».

Fuente: Nueva Rioja

05/12/2011. Crubelatti formó parte del amplio staff de disertadores que expuso sobre diversos temas en el seminario «Secretaría de Minería Informa. El SEGEMAR expone», concretado en la jornada de este viernes en el Hotel Naindo y organizado por el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), en conjunto con el Gobierno Provincial a través de la Secretaría de Minería y Energía de la provincia

La presentación de Crubelatti se basó en un panorama sobre los aspectos del agua en la minería, relacionado con los controles que corresponde a la provincia hacer.

«Como director de laboratorio químico, a mi cargo está toda la parte ambiental minera», señaló, en ese sentido, explicó que «la legislación ambiental minera exige determinados controles que hay que realizar y las provincias son las que tienen que hacer estos controles». «El laboratorio del SEGEMAR trata de colaborar brindando un laboratorio de referencia muy bien equipado para poder llevar a cabo todos esos controles y de alguna manera colaborar con aquellas provincias en capacitación y apoyo tecnológico», agregó.

«Gran parte de las decisiones que hay que tomar sobre todo lo que tiene que ver con el aspecto minero exige resultados confiables», aseguró. Asimismo, manifestó que «para saber si en un determinado lugar puede impactar en la sociedad o no, si esa agua contamina o no, requiere resultados analíticos muy correctos».

El director dio a conocer que actualmente el Laboratorio recibe muestras de diversas provincias, y si bien los resultados propiamente dichos son confidenciales, «puedo decir que los controles demostraron que no hay ningún tipo de problema, que en general la situación es muy tranquila», subrayó.

«Cuando una provincia periódicamente, de acuerdo a lo que establece la legislación, toma muestras y se interesa por preservar el recurso, en general la situación es satisfactoria», señaló. «No hay que alarmarse en lo absoluto», aseguró.

Basándose en su amplia experiencia afirmó que «la relación entre el agua y la minería no es una situación para alarmarse». «El agua es sólo un aspecto y es reciclable», completó.