La Rioja, Argentina-23/10/06. La vecina Marcela Mercado, dijo que “iba ingresando al hospital con un cartel que decía “No a la minería a cielo abierto”, en ese momento me dicen que no podía pasar con ese cartel. Le pregunté quién era y me dijo soy seguridad de Gobernador. Ante eso le digo “que yo he nacido acá (Pituil) y me considero con derecho a pasar», cuando la intento esquivar me agarró del hombro y me dobló el brazo y me tiró al piso. Se me nubló la vista cuando choqué con la cabeza en el piso. También impidieron el ingreso al hospital a los alumnos y profesores del Colegio Secundario de Pituil. A un hombre mayor, además de no dejarlo pasar, le agarraron el cartel que portaba y lo rompieron delante de todos.
www.elindependiente.com.ar

CAMPANAS, La Rioja / 23 de Octubre de 2006. La tensa situación vivida en Pituil el viernes durante la visita del gobernador Angel Eduardo Maza, arrojó una mujer lesionada; que el intendente de Chilecito Fernando Rejal no pudiera ingresar con ella al hospital local; y que le fuera prohibido el acceso al corresponsal de EL INDEPENDIENTE.

Una población conmocionada no sale del asombro al conocer que todas esas restricciones tuvieron como protagonistas en primera línea a personas de civil, autodenominadas “Seguridad del Gobernador”, mientras efectivos policiales cubrían la segunda rodeando el nosocomio, y una tercera, integrada por efectivos de la Guardia de Infantería permanecía acantonada en la comisaría.
La habitual tranquilidad que suele envolver a la localidad de Pituil se vio quebrada en viernes a la tarde por la violenta actitud que asumieron unas 20 personas llegadas en combis, con el presunto propósito de resguardar la integridad física del gobernador Ángel Eduardo Maza.

El mandatario entregó en la oportunidad una ambulancia, una camioneta 4×4 y elementos para el hospital local. Al acto no asistieron el intendente de Famatina, Lídoro Leiva, ni el diputado provincial Adolfo Díaz. La interna del oficialismo dijo presente.
La postal que mostraba Pituil esa tarde estaba compuesta por unos 60 policías impidiendo el ingreso al hospital de Pituil, lugar en el que se realizaría el acto oficial, que negó el ingreso a este corresponsal para la cobertura del acto, mientras unas 20 personas de civil intimidaban a cuanta persona llegaba al lugar diciéndole “si vienen a hacer quilombo, mejor váyanse”.
Los desconocidos de ambos sexos y sin identificación visible, propinaban amenazas de golpes con palabras irreproducibles, en tanto un ómnibus repleto con efectivos de la Guardia de Infantería, dotados con cascos y escudos, se encontraba apostado en el destacamento de esa localidad, listo a recibir la orden de actuar.
El operativo de seguridad desplegado esa tarde, sin precedentes en la historia de los pueblos del norte famatinense, tenía como objetivo, según sus dichos, resguardar la seguridad del Gobernador ante el cualquier indicio de violencia, adjudicando esa intención al movimiento de vecinos autoconvocados que luchan contra la explotación minera a cielo abierto.
Semejante despliegue no tenía enfrente organización alguna manifestándose, sólo había expresiones individuales de mujeres, niños, jóvenes y personas de edad con pancartas expresando su rechazo a la controvertida minería en El Famatina.

MUJER TIRADA AL ASFALTO
Tal fue el caso de Marcela Mercado, que al intentar ingresar sola al recinto con un cartel, recibió como respuesta un empujón que le provocó la brusca caída en el asfalto y rasguñones que le causaron escoriaciones en sus brazos.
La joven relató a esta corresponsalía que “iba ingresando al hospital con un cartel que decía “No a la minería a cielo abierto”, en ese momento me dicen que no podía pasar con ese cartel, no insistí y me fui a una casa enfrente del hospital donde viven conocidos míos a dejar el cartel, cuando vuelvo y como parece que me identificaron, una chica me dice vos no pasas por que yo lo digo y por que ponés en riesgo la seguridad del Gobernador, pero yo no iba ni siquiera con cartera”.
En ese momento “me sentí desconcertada, le preguntó quién era y me dijo soy seguridad de Gobernador, le pregunto cómo se llamaba y me dijo Soledad”.
Ante eso le digo “que yo he nacido acá (Pituil) y me considero con derecho a pasar, cuando la intento esquivar me agarró del hombro y me dobló el brazo y me tiró al piso, en ese momento pensé que me desmayaba por que se me nubló la vista cuando choqué con la cabeza en el piso”.

REJAL POR SOLIDARIO
“Cuando me recupero –continuó desgranando– insistí en entrar y se me prendió con las uñas en el brazo, y entonces veo que tenía lesiones de sangre. Justo en ese momento observo que llega al lugar el doctor Fernando Rejal (Intendente de Chilecito), le conté lo que me sucedió, y él se solidarizó conmigo, diciéndome quédate tranquila porque vos pasás conmigo, en ese momento el personal de civil también intima a Rejal diciéndole si usted intenta entrar con ella no entra”.
Ante la situación planteada, “Rejal se quedó conmigo hasta que llegaron mis familiares y me fui a curar las heridas y después a presentar la denuncia correspondiente”.
Según otros relatos recuperados por esta corresponsalía, también impidieron el ingreso al hospital a los alumnos y profesores del Colegio Secundario de Pituil de la carrera Tecnicatura en Pymes Agropecuarias, e incluso a un hombre mayor, además de no dejarlo pasar, le agarraron el cartel que portaba y lo rompieron delante de todos.

LA POBLACIóN CONMOCIONADA
La situación vivida el viernes en Pituil dejó a toda una comunidad conmocionada, al punto que ayer era el tema de conversación en cada rincón del pueblo que no salía del asombro.
Fueron numerosas las manifestaciones de apoyo y solidaridad para las personas que sufrieron las consecuencias de una actitud violenta y soberbia pocas veces vistas en estos distritos.
La Rioja: Golpean a vecinos por el No a la Mina