Es un intento desesperado del gobierno por contener y encauzar un torrente de luchas socio ambientales que lo viene golpeando duro, sumado a la crisis general que se desató a fines del año pasado, con la narcopolicía y los saqueos. Seguimos insistiendo con que Monsanto ya debería haberse ido definitivamente, al igual que afirmamos que si no fuera por la lucha, no hubiera habido nueva ley.

Comunicado de la Asamblea MALVINAS LUCHA POR LA VIDA

1 – Esta nueva Ley de Ambiente no es una concesión del gobierno provincial, sino mas bien su intento desesperado por contener y encauzar un torrente de luchas socio ambientales que lo viene golpeando duro, sumado a la crisis general que se desató a fines del año pasado, con la narcopolicía y los saqueos. Seguimos insistiendo con que Monsanto ya debería haberse ido definitivamente, al igual que afirmamos que si no fuera por la lucha, no hubiera habido nueva ley.

2 – Esta nueva Ley tiene una falla de origen, un error fundamental que la hace abstracta, porque no toma en cuenta las condiciones actuales de devastación del medioambiente sobre el cual pretende legislar.

Declarar la Emergencia Ambiental sería lo mas serio. Y elaborar una Ley en función de esa Emergencia sería lo más adecuado, para recoger realmente las necesidades de las comunidades afectadas y la población en general. Las asambleas socioambientales y diversas agrupaciones políticas declaramos la emergencia ambiental en octubre del 2013 y se lo recordamos a los legisladores en oportunidad de asistir a la comisión que evaluaba el proyecto de ley. Sin embargo el gobierno no ha hecho eco de las multitudinarias marchas ni de las denuncias fundamentadas en hechos y estudios científicos, que hemos hecho desde el pueblo.

3 – Advertimos una excesiva concentración de poder en manos de la autoridad de aplicación, lo cual genera las mas grandes desconfianzas. Más aun teniendo en cuenta que todavía falta la reglamentación de la Ley y la gran cantidad de verbos en potencial («podría», «habría») y expresiones poco claras («cuando correspondiese»). La Participación Ciudadana depende siempre de la palabra de la autoridad de aplicación. Y, aunque se plantea en el texto de la Ley, la Consulta Popular no es vinculante.

4 – La violenta represión policial desatada contra los manifestantes, la cacería humana posterior (y el intento por parte de la UCR de sancionar a la única legisladora que votó contra la Ley, Cintia Frencia del F.I.T.), muestran a las claras el carácter represivo y antidemocrático del gobierno que aseguró la votación de la Ley.

Parece absurdo que tengamos que dejar en claro que no defendemos ni fomentamos el vandalismo. El gobierno intenta asociar a las luchas socioambientales con los incidentes conocidos, pero todos los que se relacionan con las diferentes organizaciones saben que nuestra orientación política es pacífica. Y si ahora tenemos que decir esta obviedad es para evitar la criminalización de la lucha social, que aterroriza a los poderosos.

5 – La nueva Ley por si sola no soluciona ni asegura nada. Así como es fruto de la lucha popular, también dependerá de la lucha el que podamos arrancarle al gobierno la interpretación de la Ley más beneficiosa para los intereses populares. No olvidamos lo ocurrido con la Ley de Bosques, que fue tergiversada en favor de las empresas y particulares saqueadores y, aún así, no se cumple. Ningún luchador popular, puede confiar en este gobierno ni en sus leyes, ni tampoco puede dejar de utilizar todos los recursos posibles para avanzar en su lucha.

La AMLV llama a todas las organizaciones a profundizar la lucha, que es la única garantía que tenemos como pueblo para que se respeten nuestros derechos y nuestra voluntad.

Porque el progreso que enferma, envenena, reprime, criminaliza y mata NO ES PROGRESO

CHAU MONSANTO !!!
ARRIBA LOS QUE LUCHAN !!!
Asamblea de vecinxs MALVINAS LUCHA POR LA VIDA