Según Mining Press, ya son generalizados los cuestionamientos del sector minero privado a los postulados del proyecto de un nuevo marco regulatorio para la minería y los hidrocarburos en Chubut, que el ambiente político y empresario ya bautizó como «Ley Buzzi». Hace unos días el Secretario de Minería de Nación visitó al gobernador. Simultáneamente, pero por motivos diametralmente opuestos, el rechazo social a la actividad megaminera va en aumento junto al rechazo al proyecto del ejecutivo.

 

Fuente: Mininga Press

Estos reparos se tradujeron en una reciente carta, tan conceptuosa como clara, que cursó al gobernador Martin Buzzi la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). La entidad puso foco especialmente, en el amplio abanico tributario del borrador de ley, cuya autoría se atribuye a Oscar Cretini, presidente de la estatal Petrominera, hoy funcionario provincial y anteriormente ligado a la acción parlamentaria y a la actividad profesional, en diversas empresas y organismos.

Pero no es sólo la tributación, a la cual le dedicó sus objeciones el comentado press release (ver abajo) de Pan American Silver (PAS, propietaria del proyecto de plata Navidad), documento que circuló vastamente en la prensa minera internacional esta semana. Otros hombres de negocios de la minería con especial mirada en la provincia patagónica dijeron a Mining Press que a su juicio la pretendida norma resulta improvisada y contiene otras aristas polémicas como por ejemplo el manejo de los recursos hídricos y el tratamiento de los proyectos mineros en sus diversas fases de prospección, exploración, construcción de mina y explotación de minerales.

Esta preocupación, según diversas fuentes, es compartida por el gobierno nacional, quien a través de la Secretaria de Minería de la Nación habría expresado su malestar a Buzzi por el audaz marco que lejos de destrabar el bloqueo minero de la Ley 5.001, encarecería cualquier inversión, al punto de ahuyentarla, en momentos en que la crisis de financiamiento de la minería mundial desalienta per se el flujo de capitales hacia el país.

Similar malestar es el que han expresado gobernadores de provincias mineras nucleadas en la Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI), quienes no ven con agrado que adentro de sus fronteras se desmadre un debate sobre la renta minera, por sobre sus respectivas polítias, con imprevisibles consecuencias.

Aunque no lo digan en público, son varios los mandatarios que aceptan las estadísticas del sector minero, según las cuales la tributación de esta industria en la Argentina es la más alta de la región y supera el 50%. En el debate de académicos realizado ayer en Buenos Aires, el experto Daniel Jerez se ocupó de otro tema que hace a la esencia de la coparticipación federal: el 90% de los tributos mineros van a parar a las arcas de la Nación. Razón por la cual los estados provinciales buscan agregar al rubro regalías otras fórmulas que premien la territorialidad de sus recursos.

Pero gobernadores y empresarios son partidarios de recetas más templadas que factibilicen la radicación de capitales en un sector incipiente. Ponen como ejemplo por estas horas el flamante matrimonio JEMSE-Orocobre, en el litio de Jujuy, alianza con la que el gobierno de Eduardo Fellner promete desbloquear a la australiana el proyecto del Salar de Olaroz.

«En Chubut se ha dado un coctel mortal: Buzzi actúa reactivamente y se envalentonó por su exitoso papel de ariete en la expropiación de YPF. Y en Petrominera están convencidos de haber alumbrado el mejor proyecto del mundo, que según ellos recogería experiencias exitosas en Canadá, Alaska, Noruega, etc.», dijo a este diario un empresario minero que prefirió el anonimato.

A esta altura, la comunidad minera cree que esta ley no le traerá nada bueno, excepto (siempre hay excepciones) una compañía que se apresuró a felicitar al gobierno de Buzzi por el proyecto de ley.

Pero esto no es sólo una cuestión de negocios o de definir la mayor o menor soberanía sobre los recursos naturales de una provincia o del país. Es imposible analizar el caso de Chubut sin retrotraerse a lo acontecido allí en el último año y medio, cuando hizo implosión el dasnevismo que durante una década monopolizó el poder político. «Buzzi ganó por 300 votos, después se pasó al kirchnerismo y hoy está más sólo que Lugo en Paraguay, por lo cual ni siquiera garantiza una votación en la Legislatura», opinó otro empresario minero consultado.

Muestra elocuente de esa debilidad ha sido la impotencia para resolver en largas jornadas la destrucción y el bloqueo a Cerro Dragón, presa de gremialistas marginales en su momento fueron alentados por políticos y empresas para detener el avance de los incontrolados sindicatos petroleros de la vecina Santa Cruz. Los Dragones, a los que tanto se denosta hoy, fueron activistas predilectos de la campaña dasnevista-buzziana en Comodoro Rivadavia. Esta película todavía no termina y Buzzi no se cansó hoy de sugerir por los medios que aún tiene cuentas que arreglar con Pan American Energy (PAE), a la cual la administración Das Neves, de la que formó parte, le concedió el área de oil&gas de la Cuenca de San Jorge hasta 2047.

¿Había necesidad de impulsar una ley fundamental para el petróleo y la minería en medio del descontrol sindical y social sobre los yacimientos mencionados? ¿Cuánto importó a un gobierno débil la opinión de las empresas dispuestas a radicar capitales?, se quejan las empresas mineras. Y en el gobierno nacional afirman que Cristina Kirchner habría reprendido al mandatario por tantos desaguisados.

El horizonte minero de Chubut es una incógnita. Desde 2002, cuando la política provincial claudicó asustada por la pueblada de Esquel y decidió renunciar a convertir en riquezas los recursos de la Meseta, superar el entuerto de la Ley 5.001 fue siempre una promesa que se renovaba año a año. Pocos se imaginaban que el desenlace de este corset sería este marco regulatorio que no entusiasma para nada al capital minero.

Pan American Silver a todo o nada

Vancouver, British Columbia, 2 de Julio.- Pan American Silver Corp. (PAAS: NASDAQ; PAA: TSX) informó hoy que, como se esperaba, el gobernador de Chubut (Argentina), Martín Buzzi, envió a la Legislatura un proyecto de ley que, de ser aprobado, regulará las actividades mineras y petroleras en la provincia.

El proyecto quedará sujeto a revisión y a posibles modificaciones de una subcomisión parlamentaria, después de lo cual se someterá al pleno de la Legislatura para su debate y votación. El proyecto Navidad, de Pan American, se encuentra en Chubut.

Después de dos años y medio de pacientes y diligentes trabajos para llevar al Proyecto Navidad a la fase de desarrollo, Pan American se congratuló al comprobar que el proyecto de ley incorporaba una esperada zonificación de la provincia que permitiera el desarrollo de Navidad como una mina a cielo abierto.

Sin embargo, el mismo proyecto de ley también introduce una serie de nuevas regulaciones que encarecerán fuertemente las regalías e impone además la participación económica de la provincia en proyectos mineros, incluyendo Navidad.

La regulaciones propuestas incluyen:

– Un 5% de derecho de regalías NSR (Net Smelter Return Royalty) en favor de la provincia, además del 3% para la provincia ya existente.

– Un nuevo requisito para que Petrominera reciba el 7% del beneficio directo antes de impuestos (el en caso de que una compañía pueda demostrar que el derecho de Petrominera al 4% del total de ventas volviera a un proyecto inviable, entonces la participación de Petrominera en el total de ventas se reduciría hasta 75%. Sin embargo, en ese caso, las ganancias netas antes de impuestos se incrementarían hasta un mínimo de 12%).

Este aumento de regalías y de pagos se suman al 10% de derechos de exportación sobre las ventas de concentrados y al 35% de impuesto a la renta percibidos por el gobierno federal.

Este nivel de participación gubernamental y de cargas fiscales no tiene precedentes cercanos en ninguna de las jurisdicciones en las que opera Pan American, incluyendo la provincia de Santa Cruz, en Argentina, donde la compañía posee la mina Manantial Espejo. La evaluación inicial de la empresa sobre los efectos de la legislación, cuando se relacionan con el actual contexto inflacionario en Argentina, indican que el aumento de participación provincial volverá a Navidad un proyecto antieconómico con cualquier estimación a largo plazo de los precios de la plata.

La ley propuesta está bajo revisión de la subcomisión y en debate en la Legislatura. En el caso de que se aprobada sin cambios significativos, Pan American no tendrá otra opción razonable que suspender futuras inversiones en Navidad. Sin un claro potencial de un resultado económico positivo, nuevas inversiones y la expansión del proyecto no se justifican.

Geoff Burns, presidente y CEO de Pan American, comentó sobre el proyecto de ley: «Ésta es un paso increíblemente desafortunado para la industria minera en la provincia de Chubut y en Argentina.

Habiendo hecho significativas inversiones en los últimos dos años y medio para preparar el desarrollo del proyecto de plata de nivel mundial que es Navidad, es extremadamente decepcionante que el gobierno de Chubut haya propuesto esta legislación sin razonables consultas con la industria minera».

«Desde que adquirimos Navidad, establecimos una política abierta y honesta de comunicación con todos los niveles de gobierno sobre nuestros progresos y planes. Estamos sorprendidos de que no haber sido consultados sobre los efectos económicos que la legislación propuesta tendría en el proyecto Navidad. Estoy convencido de que la intención del gobierno provincial respecto de Navidad no es volverlo antieconómico. Sin embargo, si el proyecto es aprobado como fue enviado no puede haber otra opción, actualmente, que dejar de invertir en el proyecto».