Cuando la información pasa a ser favorable para cierto sector del gobierno, o más bien de los funcionarios que protegen su avaro e individual poder, se prohíben de hablar de debate y mienten a gran descaro, se creen ser los dueños de la verdad absoluta. Pero cuando la sociedad se hace eco y muestra con sus reclamos y exigencias por una gobernabilidad transparente, es ahí cuando a algunos funcionarios se le queman los papeles.

Por Ceferino San Martín* publicado en Puerta E

12/10/2011. Hoy por hoy ninguna determinación que tenga que hacerse y tenga que ver con una consulta al pueblo, los gobernantes tendrán que tener mucho cuidado si pretenden hacerlo a espaldas del ciudadano. Pasa justamente en la meseta central, proyecto «Navidad» vs. Comunidades aborígenes y pobladores ganaderos. Y un Das Neves que pasaba casi desapercibido, como en tres últimos viajes a la meseta, inauguración S.U.M. de Lagunita Salada, para la anécdota «avioneta, aterrizaje, pista de Gastre, descenso y automático ascenso a camioneta minera y a Lagunita y viceversa».

¡Ah! el presidente de la junta vecinal de Gastre a la zaga como perrito que sigue al amo. Y un solitario poblador que lo esperaba, a Das Neves, en el puente arroyo Sacanana -camino que une Gan-Gan con Lagunita- para entregarle un papel en mano, con un sinfín de reclamos y quedó vía terrestre pagando como un boludo (ése era yo).

Otro de los viajes del gobernador a Gan-Gan -duración diez minutos fuertemente acompañado por sus reos y, obviamente gente de minería- se acerca un grupo de vecinos de Gan-Gan y de comunidades, por desgracia un grupo reducido. ¿Debido a qué? a que la visita del funcionario fue lo más sorpresiva posible diría escondiendo sus secretos… Pero por suerte el cura David García, fiel luchador por el bienestar de las comunidades, pudo entregarle ese papel, con un sinfín de reclamos, que había escrito el solitario poblador, que quedó pagando en el puente arroyo Sacanana aquel día… donde hacía mención sobre su descontento por el proyecto Navidad y argumentando lo que fue Mina Ángela para la zona de Gastre, más allá de los informes que hoy existen en el ministerio de Ambiente que catalogan el cierre de Mina Ángela como un ejemplo ¡¡¡siii!!! Un verdadero ejemplo de que se llevan todo y no nos dejan un carajo ¿Sabés que le dejó mina Ángela a Gastre? Una gamella de madera, que hoy es el salón del club deportivo Gastre. Y una serie de ?????? por la cantidad de muertes oncológicas de personas que no han superado los 45 años y varios casos de jóvenes que le extirparon un testículo. Si bien es cierto que la meseta no está despoblada, el indicio de caso es alarmante. ¿No será el pasivo ambiental que nos dejó mina Ángela? Entonces investiguen esto y después veremos lo del proyecto Navidad…

Última visita de Das Neves a Gan-Gan y pantalla por zona Laguna Fría, cuando la ceniza gris oscurecía la futura producción del ganadero, tanto de lana, pelo y cría de chivito y corderos (que son los más ricos de degustar en la meseta) los presidentes de las juntas vecinales de Gan-Gan y Gastre y Telsen tenían el motivo para hablar del crítico momento que atravesaba el campesinado, hablaban por los medios oficiales radiales y escritos y, a su vez, ocultaban ese legajo de gente de trabajo que no poseen. Hacían mención a la emergencia por ceniza, por subsidios y ahí aparecía como a propósito el tema minería y con más fuerza, las camionetas de la minera iban y venían repartiendo 20 bolsas de alimento y 20 fardos de pasto para cada poblador y hasta la próxima emergencia y los representantes comunales desdibujados por la minera. Y para colmo no se les despierta ni una idea ni tampoco gestionan nada porque no saben nada, es triste decirlo pero es la realidad. Y seguimos soportando gente que no hemos elegido para que nos representen, pero volviendo a la visita del primer mandatario, casi con un futuro más gris que la ceniza del Puyehue, queriendo elevar la imagen caída después del 20 de marzo, cuando el pueblo de Chubut le tapó la boca y le destapó los oídos para que empiece a escuchar.

¡Ah! me olvidaba de la fraudulenta elección de algunas mesas, menos mal que se abrieron seis urnas y después quedó totalmente demostrado la poca seriedad política y la nada vocación de servicio, cuando Buzzi y Mac Karthy saltaron el cerco y después lo castigan en las primarias, le empezó a entrar la desesperación, se acordó de los pobladores, que la presidenta no nos tenía en cuenta, que nos discriminaba, que la meseta existía, que había que debatir el tema minería y que hay que cuidar el medio ambiente. Entonces empecé a darme cuenta de que el señor gobernador había empezado a escuchar, lástima que era demasiado tarde.

Quedará para la historia aquel 20 de mayo de 2010 cuando no quiso escuchar nuestro reclamo y nos tildó de «Grupo Quebracho». Cuánta razón tenía mi mamá cuando íbamos a la escuela y nos decía que teníamos que escuchar a los maestros y los maestros son en este caso y, dicho con todo respeto, los viejos pobladores como don Patricio Huichulef, doña Hortensia Huicha, don Adolfo Pilquiman, don José y Victorino Cual y tantos otros que nos enseñaron a pelear por su tierra bajo condiciones mucho más adversas que la actual, soportando la ceniza del año ’60, las nevadas de los años ’48, ’82 y ’84, a parte de los años de sequía como los que hoy soportamos. Pero, como decía don Patricio hace muy pocos días en Gan-Gan para el traun el pasado 11 y 12 de septiembre -con ese humor que lo caracteriza de hombre que le pone el pecho a las distintas circunstancias que le tocaron vivir- decía que esta ceniza iba a durar unos 2 o 3 años pero él quizá ya no estaría.

Todo lo que se puede soportar sabiendo que después se supera, reina el optimismo. Pero lo que ya no se soporta más es el olvido de los gobiernos que pasan y pasan.

* DNI 17.330.229