La defensa de los cinco acusados de pintar con graffitis las paredes del municipio de Puerto Madryn, planteó que la causa debe cerrarse porque significa una limitación a la libertad de expresión. Además de afirmar que no existen pruebas del daño que se dice ocasionado, manifestaron que la falta de oportunidad de difundir la lucha por el agua y contra la megaminería en los medios masivos de comunicación, es una forma de censura.

Por Foro Ambiental y Social de la Patagonia, Sede Puerto Madryn

Asimismo, consideraron que resulta absurdo que el Municipio de Puerto Madryn impulse esta causa intentando amedrentar a gente que se expresa contra la megaminería, siendo que el abogado querellante, Diego Martínez Zapata, es también representante legal de Mario Das Neves, quien ahora se expresa contra la megaminería.

Por otra parte manifestaron que, siguiendo la línea de lo absurdo, la Fiscalía de Puerto Madryn, actúa con celeridad movilizando a sus funcionarios en este caso, mientras que hace más de dos años ha desaparecido Raimundo Pino, un poblador en la meseta central y la investigación de este hecho – Legajo N° 24.206 – aún no brinda respuestas.

Para el caso de que de cualquier forma prosiga la causa por las pintadas, se propuso como testigo entre otros, al ex candidato a presidente Luis Zamora, por su conocimiento personal de la lucha de la que forman los cinco acusados.

Los imputados afirmaron que «no van a amedrentar nuestra lucha con esta forma de represión, seguiremos peleando por el agua, la vida y contra estos megaemprendimientos que nos amenazan a todxs».

Contactos:

Andres Mangaroni 154352022.
Gastón Losardo 154341794.