El proyecto de Chubut para crear un nuevo marco regulatorio sobre la explotación de recursos no renovables como los hidrocarburos y la minería será uno de los principales temas de debate cuando se reinicien la sesiones ordinarias en la Legislatura, este mes. La gobernación de Martín Buzzi decidió desdoblar la iniciativa obteniendo la correspondiente aprobación en la Legislatura, sobre la actividad petrolera, que genera el segundo ingreso en la economía provincial. El amplio rechazo social a la minería a gran escala hizo que el gobierno pusiera en suspenso el capítulo minero en diciembre pasado.

 

Fuente: El Inversor
A su vez, en marzo planea impulsar una iniciativa que plantea reglas para la minería. La norma cuenta con 47 artículos, acompañado de los anexos que especifican los procedimientos mineros, los trámites exigidos para solicitar los permisos de cateos; incluye también normas generales y las medidas de protección ambiental.

La división del proyecto, según explicó el subsecretario de Fiscalización y Control del Ministerio de Hidrocarburos, Carlos Lambré, en diálogo con El Inversor Online, se debió a la necesidad de «definir y clarificar ciertos temas para llevar adelante la actividad minera en la provincia». «Esto demora las definiciones respecto del Marco Regulatorio Minero, en tanto que en la actividad hidrocarburífera es distinto debido a que existe consenso en las zonas donde se desarrolla la actividad», sostuvo.

La iniciativa, que se planteó unificada en su comienzo, busca establecer nuevas reglas que propicien el desarrollo sustentable sobre las actividades extractivas en suelo chubutense. El eje también se coloca en una mejor obtención de renta y participación de los municipios, a través de un fondo soberano que se crearía y un nuevo régimen de coparticipación donde aquellas comunas allegadas a los emprendimientos productivos recibirán un punto más en concepto de regalías.

La dificultad, a fin de fomentar el desarrollo de la actividad, radica en la existencia de la Ley 5001 que prohíbe la minería en buena parte de Chubut. En ese sentido, el marco regulatorio que pretende establecer Buzzi plantea dar cumplimiento a cláusulas posteriores, vinculadas a la zonificación del área apta para llevar a cabo tareas de prospección, exploración y explotación de recursos mineros. Al no avanzar el marco regulatorio en la Cámara de Diputados, a fines del año pasado la minera Argenta se retiró de la provincia, donde tenía previsto avanzar con la exploración en el área de la Meseta Central. En diciembre de 2012 cerró sus oficinas ubicadas en las localidades de Puerto Madryn y Trelew. La falta de una Ley que habilite la explotación de la minería metalífera fue el punto de inflexión.

Argenta, empresa subsidiaria de la multinacional Pan American Silver, tiene bajo sus actividades el Proyecto Navidad y esperaba la habilitación para comenzar el proceso de explotación. Es uno de los yacimientos de plata más importante del país, con una proyección de explotación estimada en 632 millones de onzas de plata y cerca de 3.000 millones de libras de plomo. Se preveía que la puesta en producción del proyecto demandaría la creación de 1.500 puestos laborales en el período de construcción, pero hoy el emprendimiento quedó en stand by.

Desde la gobernación de Chubut saben que requerirán de un amplio consenso entre todos los interesados «de modo que la actividad pueda desarrollarse dentro de pautas que permitan su implementación y que la misma facilite el desarrollo de las zonas dentro de la cual se lleve a cabo respetando el medio ambiente», según insistió Lambré.
Al igual que Santa Cruz, Chubut es una región con una importante proyección minera. Se encuentra en la etapa final del relevamiento de recursos extractivos, a través de un «Mapa Productivo Minero Ambiental». Allí se incluyen «componentes hidrológicas, turísticas, culturales, productivas y otras, incluye una pre-zonificación minera», según detallan desde la Secretaría de Hidrocarburos y Minería.

Al respecto, Lambré destacó que Chubut cuenta con una importante acumulación de minerales tanto como de hidrocarburos, lo que le permite tener un gran potencial, «el desarrollo de la actividad es importante para la provincia, para su crecimiento, el de las distintas regiones y el de su gente ya que a partir de la actividad permitirá que surjan distintas y mayores oportunidades», aseguró.

Puntos clave

La iniciativa plantea que «el Estado provincial promueve la explotación y aprovechamiento de los recursos minerales e hidrocarburíferos existentes en su territorio», colocando la responsabilidad en el Poder Ejecutivo al momento de elaborar políticas de «promoción, desarrollo y ejecución en el territorio provincial, de planes destinados a incrementar la exploración, explotación, transporte, industrialización racional y comercialización de recursos minerales y de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos, promoviendo la industrialización de dichos recursos en su lugar de origen», de acuerdo con el artículo tercero del texto.
Para captar renta adicional, el proyecto de Ley estipula que tanto para la minería como para los hidrocarburos, se busca propiciar la participación del Estado mediante las UTE a través de la empresa estatal Petrominera, con un mínimo del 4% de las ventas y el 7% de las utilidades cuando la sociedad se concrete con grandes empresas o consorcios.

Si se presenta un marco económico inviable para absorber el mínimo del 4% de ventas totales, podrá negociarse y disminuir hasta un 75%, aunque se elevará a un 12% el porcentaje sobre la utilidad operativa antes de impuestos. La variación se presenta en caso de que la sociedad se realice con un mediana empresa. Allí la participación de Petrominera no podrá ser inferior al 15% de la utilidad operativa. En esos casos particulares, la empresa del Estado deberá depositar el 50% de los beneficios que le correspondan por su participación en cada emprendimiento minero en una cuenta especial denominada «Fondo del Dominio de Recursos Hidrocarburíferos y Mineros del Chubut», creado por la misma Ley.

Entre otros aspectos, el Marco Regulatorio estipula que en concepto de regalías mineras, Chubut percibirá el 3% sobre el valor «boca mina» de los minerales «extraídos, transportados o acumulados y previo a cualquier proceso de transformación», y agrega que «en caso de que el valor tomado como base de cálculo fuese inferior a su valor en el mercado nacional o internacional, se aplicará éste como base de cálculo».

A su vez, la provincia aplicaría el «Derecho de Compensación» que oficia de equivalente a la contraprestación que el Estado recibe en dinero por la explotación de los recursos mineros de su propiedad como compensación por su agotamiento. Se trata de un impuesto que recaudará el 5% del valor total del precio del mineral en bruto. Junto con la extracción del mineral, iniciará automáticamente el pago de la compensación.