El Ministro de Gobierno de Chubut, Javier Touriñan, dijo que Minera Argenta, subsidiaria de Pan American Silver, no ha reincorporado a los despedidos ya que no había razón para que el conflicto laboral tuviera ese desenlace «porque desde hace diez años a esta parte nada había cambiado para que despidan 34 trabajadores». Dijo que el miércoles 6 ingresó una nota a la Secretaría de Trabajo por parte de la empresa minera Argenta solicitando 60 días para sentarse a conversas, «de 48 horas pasaron a 60 días para tomar una solución por lo que la gente tomó las oficinas de la empresa en Gastre y han ingresado al yacimiento».

Foto: despedidos en la puerta de la Comuna Rural de Gastre (archivo)

Fuente: Diario Madryn
Touriñan indicó que pidió que algún representante importante de la empresa venga a Rawson para dialogar, «porque los despidos lo hizo la minera y estamos dispuesto a dialogar si toman a la gente de nuevo, ellos han pedido 60 días para comenzar a hablar por mí se pueden tomar 90 o 150 días, pero con la gente incorporada».

Al ser consultado si le queda una herramienta explicó que la empresa en el mes de mayo tiene que presentar un plan de inversiones y la provincia lo tiene que aprobar o no, «ellos tienen presentado un expediente con la mensura para su aprobación y tenemos algunas observaciones porque sus inversores privados tendrán que explicar porque tomaron medidas de esta naturaleza presionando al gobierno».

«Maniobras oscuras»

El secretario de Trabajo de Chubut, Marcial Paz, admitió ayer sus sospechas de que Pan American Silver (Minera Argenta) «utiliza el sentir de los trabajadores» y que sus «maniobras oscuras» son parte del juego de presionar por la sanción de un marco regulatorio de la minería que de luz verde a la explotación del yacimiento Navidad, en la Meseta chubutense, donde está una de las reservas de plata más grande del mundo. Argenta despidió a 37 trabajadores de Gan Gan y Gastre y a pesar de que la secretaría de Trabajo la exhortó a que en 48 horas deje sin efectos los despidos, la empresa presentó una nota donde «pide 60 días para analizar el texto de la Ley 5001, algo que no tiene nada que ver con lo que se le requería», y sugirió que «esto se asemeja a un chantaje» por parte de la compañía minera.

Marcial Paz aseguró que la minera Argenta fue exhortada a retrotraer la decisión de los despidos «para poder tener la autoridad moral de sentarse» a una mesa de diálogo. Recordó que «la decisión unilateral (de los despidos) fue la que hizo daño».

El pedido de los 60 días de plazo solicitado por Argenta fue rechazado de plano por el Gobierno de Chubut y se analizan los pasos a seguir con participación a la dirección de Minas y Geología.