Es muy grave la situación por el desprendimiento de una pastilla radiactiva de una máquina que opera en la perforación de un pozo petrolero y, que no pudo ser recuperada del interior de la perforación. YPF dice haber puesto en marcha un plan de contingencia en el yacimiento Cerro Hamaca, a unos 20 km de la ciudad de Rincón de los Sauces. La herramienta, usada para radiografiar el perfil de un pozo petrolero, quedó atrapada a 1.311 metros de profundidad.

Fuente: Río Negro
A través de un comunicado oficial la petrolera nacional aseguró que el hecho se registró el pasado 24 de mayo y que se dio conocimiento a las autoridades medioambientales de nación y provincia. Reconoció además que «luego de agotar todas las alternativas de recuperación de la herramienta se determinó el cierre preventivo del pozo y la confinación de la fuente radiactiva de acuerdo a lo dispuesto por los procedimientos y regulaciones establecidas por las autoridades competentes, hasta el agotamiento total de su actividad».

Un técnico consultado por noalamina.org, señala que lo anterior no es verdad. Las herramientas de perfilaje usan una pastilla radioactiva muy poderosa que se almacena y transporta en unos tambores blindados con plomo a fin de evitar contaminación radioactiva durante el almacenamiento y el transporte.

Sin embargo, para hacer el perfilaje esta pastilla se saca del tambor usando una herramienta de mango muy largo y se instala en al fondo de la sonda de perfilaje. A partir de este momento la sonda emite radiaciones muy peligrosas que son, precisamente, las que ayudan a realizar el perfil del pozo o la radiografía. Es decir que la sonda que quedó atrapada en el pozo no está protegida por ningún blindaje, y estará emitiendo radioactividad por el término de su vida media de degradación.

En tanto un grupo de operarios precisaron a este medio que se trata del pozo H108 operado por la firma Petreven, al servicio de YPF. Identificaron que el yacimiento se encuentra en la margen derecha del río Colorado en la zona conocida como Gauchito Gil.

Se mostraron preocupados porque, según la información que manejaban, la compañía se preparaba para cementar el pozo dejando la pastilla en su interior, ya que se habían hecho todos los esfuerzos para «pescarla» y no lo lograron.

Las empresas, como en el caso de YPF, se amparan en un supuesto secreto industrial y no revelan los ratioactivos que usan. Para este tipo de herramientas se suele utilizar cobalto 60, iridio 192 o tritio. La vida media (tiempo de desintegración) del cobalto 60 es de 5,27 años es decir que cada 5,27 años su potencia se reduce a la mitad. En el caso del Iridio 192 es de 74 días, y el tritio tiene una vida media de de 12,32 años.

El jefe de gabinete de la municipalidad, Aldo Trujillo, constató que el pozo tenía una pastilla suelta en profundidad y que la herramienta que la sostenía se había desenganchado, dejando el elemento dentro de la perforación.

El coordinador del departamento de medio ambiente municipal, Carlos Videla, informó a éste diario que «la empresa YPF reconoce lo ocurrido pero minimizaron la situación, asegurando que la pastilla estaba encapsulada y que antes de cementar intentarán pescarla junto a la herramienta ya que es un equipo delicado y costoso».

Estas herramientas se bajan en las perforaciones petroleras para ejecutar una serie de radiografías a las diferentes capas de tierra (ver aparte). El proceso es el mismo que el de una radiografía normal sacada en una sala de rayos X y cuando sufren un accidente deben ser inertizadas para su tratamiento.

Desde YPF, responsable del yacimiento, aseguraron que a casi dos semanas de que ocurrió el hecho se han ejecutado mediciones en superficie en las que confirman «de manera absoluta la ausencia de emisiones», descartando «cualquier riesgo para la salud y el medio ambiente». Sin embargo, se desconocen los daños o impactos en la profundidad y los acuíferos adyacentes.

El especialista consultado por noalamina.org aclara que la cañería de entubación y la cementación de la misma están originalmente diseñadas para aislar las formaciones y los acuíferos de cualquier potencial pérdida o contaminación que venga del fondo del pozo. Sin embargo, tal como la experiencia lo demuestra, esta aislación normalmente falla, a tal punto que son frecuentes las quejas de los vecinos por contaminación de acuíferos (Medanitos, Las Heras) o incluso vecinos que tienen filtraciones de gas o petróleo a través del piso de sus casas. Estas contaminaciones suben a traves de las cañerías y cementaciones defectuosas o inexistentes.

Indica también que debe preverse que la contaminación producida por esta pastilla radioactiva llegue eventualmente a contaminar los acuíferos de la zona. Cementar esta sonda por encima no sirve de nada. Tengamos en cuenta que el espacio anular entre la sonda y el interior del pozo tiene no mas de 3 o 4 centímetros de espesor. De ninguna manera este encapsulado de cemento puede llegar a impedir las radiaciones provenientes de la herramienta. Es muy importante que no se cemente la sonda mientras no se hayan agotado todos los esfuerzos para su recuperación.