La plataforma «Salvemos Cabana» ha remitido esta mañana un escrito a la Fiscalía de Medio Ambiente y al Defensor del Pueblo para denunciar el problema para la salud generado por la falta de control sobre la explotación minera abandonada de Touro.

Fuent: EFE

En el documento, enviado también a la Oficina del Defensor del Pueblo, la plataforma contraria a la instalación de la mina en Corcoesto (A Coruña) ha incluido una serie de pruebas sobre el «desastre ambiental» de la explotación de Touro, explotada por la empresa Rio Tinto entre 1974 y 1988.

La mina a cielo abierto de más de 600 hectáreas de extensión fue clausurada sin ningún tipo de restauración y tras su abandono a finales de los 80 «no existió un control significativo por parte de la Xunta», ha asegurado la plataforma en un comunicado.

Como consecuencia, han señalado, se produjo la oxidación de los sulfuros metálicos presentes en el mineral en contacto con los elementos y la extrema acidificación de las aguas de drenaje, «generando un verdadero problema ambiental y de salud para las personas, pues la población más cercana se encuentra a escasos metros de la entrada del complejo.».

Posteriormente, la empresa Tratamientos Ecológicos del Noroeste S.L. (TEN), desarrolló un proyecto experimental como espacio para el estudio y demostración académica de los procesos de restauración de aguas y suelos, pero sin llegar a contemplar una restauración integral del entorno, debido a su elevado coste.

«Salvamos Cabana» ha denunciado el estado de conservación de la mina y ha alertado de que la balsa de residuos tóxicos hiperácidos, situada al borde de la carretera y la entrada del complejo minero, «carece de las medidas de seguridad pertinentes» y drena, mediante una tubería, los campos colindantes al pueblo «provocando un vertido que está llegando a los afluentes del río Ulla poniendo en peligro la salud de la población y los ecosistemas».

La plataforma ha criticado la «pasividad» de la Xunta y su incumplimiento de la obligación legal de restauración de la zona.

«Cabe preguntarse si este es el concepto de «minería sostenible» al que reiteradamente apelan la actual administración de la Xunta y la Cámara Oficial Mineira en su defensa incondicional de proyectos como el de la mina a cielo abierto de Corcoesto», ha remarcado «Salvemos Cabana».