Residentes de la localidad de Cotuí, de la provincia Sánchez Ramírez, en el norte de República Dominicana, protestan contra la minera canadiense Barrick Gold Corporation, por los daños que la transnacional está ocasionando en la salud de los ciudadanos de la región y en el medio ambiente.

Fuentes: TeleSur y Noticias SIN

Los manifestantes señalan que el agua de la zona ha sido contaminada tras la instalación de la minera, debido a los químicos que usa, reseña el portal de Noticias Sin.

«En un contexto de crisis energética y escasez de agua, las empresas mineras utilizan alrededor de 100 millones de litros de agua por día», expresaron los organizadores de la protesta a través de un comunicado, citado por Telesur.

El texto agrega que «el uso de cianuro para separar los minerales de la roca contamina la cuenca de los ríos, poniendo en grave riesgo la salud de los pobladores. La contaminación y la utilización abusiva del agua arrasa con las economías regionales y destruye más puestos de trabajo que los pocos que genera mientras dura la explotación».

Señalaron que para paliar la situación crítica del agua, la minera regala cuatro botellones de agua a cada familia semanalmente y, aseguran, ese líquido provoca enfermedades a las personas que lo consumen.

Los ciudadanos de Cotuí denunciaron que la minera usa compuestos químicos que afectan la salud humana, los cultivos y ríos de la zona. También informaron que los camiones propiedad de la Barrick Gold han provocado accidentes.

La canadiense Barrick Gold Corporation es la transnacional minera dedicada a la extracción de oro a cielo abierto más grande del mundo y mantiene 27 minas operativas en Estados Unidos, Canadá, Australia, Perú, Chile, República Dominicana, Argentina y Tanzania.

Ver el video de la agencia Noticias SIN (1:38 minutos)