El Estado, el gobierno regional de Moquegua y la minera Anglo American llegaron a un acuerdo satisfactorio sobre el proyecto cuprífero Quellaveco, el cual se ejecutará bajo las nuevas condiciones establecidas por el gobierno a la minería con la finalidad de garantizar el bienestar de la población y su derecho al agua, se informó hoy. Ingresos de varias decenas de miles de millones para Anglo American y una porción mínima para tener la licencia social.

Fuente: Terra

12/07/2012. El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, dijo que el acuerdo se alcanzó en una mesa diálogo en la que participaron todos los sectores vinculados con este tema.

Destacó que se trata de un proyecto de 3,300 millones de dólares de inversión «que ha recogido el nuevo modelo de funcionamiento de la minería para realizar proyectos de convivencia social de largo plazo.

Según ese nuevo esquema fijado por el gobierno del presidente Ollanta Humala, las empresas mineras interesadas en invertir en el Perú deberán garantizar primero el acceso al agua de la población, cuidar el medio ambiente y apoyar los esfuerzos de inclusión social generando empleos directos e indirectos.

Merijo explicó que a través del acuerdo con el gobierno regional y la empresa Anglo American se garantiza el agua para la población, el desarrollo agropecuario, la construcción de carreteras y vías de comunicación, y otros beneficios para las comunidades de la zona.

«Esto es importantísimo destacarlo porque estamos dando una señal de que apostar por el diálogo siempre da buenos resultados», indicó, tras subrayar que el gobierno espera alcanzar un acuerdo similar en la región Cajamarca, donde persiste una fuerte oposición al proyecto minero Conga.

«Seguimos siendo un país amigable para la inversión cuando se hacen las cosas por el diálogo», añadió en RPP Noticias.

Merino destacó, además, que el fondo social de este proyecto asciende a 850 millones de nuevos soles.

El proyecto Quellaveco está ubicado a cerca de 37 kilómetros al noreste de Moquegua y considera la explotación de cobre y el procesamiento de ese producto para convertirlo en concentrado y exportarlo.

La iniciativa extractiva se encuentra en fase de aprobación de los instrumentos ambientales y la obtención de permisos para iniciar operaciones.