Pese a tener pasivos ambientales en la ciudad de La Oroya (Junín), la empresa minera Doe Run sigue incurriendo en irregularidades. Ahora, la mencionada compañía está generando nuevos relaves al operar en construcciones de la mina Cobriza, en Huancavelica, las cuales no cuentan con la aprobación del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Fuente: diario El Comercio

18/10/2011. Según informó el diario «Gestión», el MEM declaró improcedente una solicitud de aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto Depósito de Relaves de la Mina Cobriza presentado por la empresa debido a que no está cumpliendo con el marco normativo vigente.

Pese a ello, Doe Run ha iniciado la construcción del proyecto de relaves sin el aval del EIA, el cual debe ser aprobado por la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM).

El MEM informó también que, en los primeros días de enero, personal de la DGAAM verificó la acumulación de relaves en las áreas de «Chancadora» y «Norte» sin la autorización correspondiente.

Del mismo modo, en la zona «Túnel» los inspectores de la Dirección de Asuntos Ambientales corroboraron que Doe Run Perú realizaba obras y trabajos de construcción sin contar con el EIA aprobado.

Según el MEM, la consultora Geoservice Ingeniería SAC habría faltado a la verdad en la elaboración del EIA de Cobriza a sabiendas de que este proyecto se encontraba en ejecución.

PASADO CONOCIDO

En la actualidad, la empresa Doe Run Perú está sometida a un proceso concursal en el Indecopi.

Esto en razón de su incumplimiento de sus compromisos contractuales cuando no invirtió adecuadamente en los programas de adecuación y manejo ambiental (PAMA), así como la deuda que mantiene con empresas locales, su matriz y la Sunat, a las que debe varios millones de dólares.