Ronderos de Bambamarca, provincia de Hualgayoc, Cajamarca, denunciaron que la empresa minera Yanacocha habría realizado recientemente una fraudulenta asamblea aprobando la exploración y explotación del Cerro Colorado, origen del río Llaucano.

Fuente: Servindi
Una publicación del periodista cajamarquino Elqui Herrera da cuenta que miles de ronderos del centro poblado de Llaucán, en el distrito de Bambamarca, provincia de Hualgayoc fueron sorprendidos por la noticia de una asamblea de Yanacocha «con personas ajenas a las comunidades» para dar licencia a la explotación del Cerro Colorado.

Según la información, las «autoridades distritales, provinciales y regionales» no tuvieron conocimiento de la irregular asamblea que habría realizado Yanacocha. Asimismo, en la reunión se habrían elaborado «actas fraudulentas que avalan la exploración y explotación del cerro Colorado»

Por su parte, el presidente del Frente de Defensa de la Provincia de Hualgayoc Eddy Benavides, afirmó que campesinos del caserío de cushurubamba, confirmaron la realización de la mencionada asamblea.

Ante la noticia, los comuneros se reunieron en Llaucán el pasado jueves 27 de diciembre, donde declararon la «guerra» a Yanacocha para impedir que «continúen malogrado nuestra cordillera y colchones de agua», indicó Benavides.

Igualmente, decidieron remitir un documento a la minera para que desista de ejecutar el proyecto en el Cerro Colorado y acordaron reorganizarse para resistir en caso de que Yanacocha persista en sus planes extractivos.

Al respecto, el alcalde del centro poblado de Llaucan, Ítalo Cieza Tirado, señaló que no permitirán la contaminación del río Llaucano «que es el único afluente que baña nuestro valle y ahora quieren cortarlas sus venas de donde nace en el cenrro Colorado», dijo la autoridad.

Anuncian nuevas protestas
Por otra parte, Eddy Benavides anunció que, en enero, el tema de Conga «se va a poner más tenso» por la reanudación de las protestas contra el proyecto.

El dirigente anunció que trasladarán numerosos «guardianes de las lagunas» a la zona del proyecto minero y que no se responsabilizarán de lo que pueda pasar.

Asimismo, denunció que a pesar del anuncio oficial de la suspensión del proyecto «hay movimiento de maquinarias, de volquetes, de sistemas», afirmó y exigió al Gobierno que «ponga orden» en el caso.