Autoridades nacionales participaron ayer en la inauguración de la planta piloto en Minga Porã, Departamento de Alto Paraná, que se apresta a extraer el valioso mineral a través de una supuesta tecnología de punta. El titanio tiene usos industriales, instrumentos quirúrjicos y también en materiales para naves aéreas y espaciales.

 

Fuente: diario Última Hora

06/08/2011. Un nuevo capítulo en la historia minera paraguaya se abrió ayer, con la apertura de la planta que iniciará la búsqueda de titanio en esta localidad.

El acto de inauguración estuvo encabezado por el geólogo norteamericano David Lowel, experto en la materia.

Participaron de el vicepresidente de la República, Federico Franco, los ministros de Hacienda, Dionisio Borda, y de Industria y Comercio, Francisco Rivas, y otras autoridades nacionales y departamentales.

«Los trabajos de prospección se basaron en la experiencia y conocimiento de la empresa, pero, en el caso de Alto Paraná, resultó ser una experiencia nueva, sin antecedentes, que David Lowel supo descubrir», explicó ayer Jorge Sierra.

Sierra es encargado de todos los trabajos de exploraciones de la firma CIC Resources Inc, cuya compañía, Metálicos y No Metálicos Paraguay SRL, habilitó ayer la primera planta piloto de titanio (TiO2, óxido de titanio).

La explotación del mineral en la planta, ubicado en el distrito de Minga Porá, localidad distante a 110 kilómetros al norte de Ciudad del Este, Alto Paraná, se hizo ayer una realidad con la creación de una nueva tecnología que permite extraer el mineral de la tierra, separarlo, para luego convertirlo en metal.

«Se ha inventado un nuevo proceso para separar los minerales gracias a la ayuda de Martín Kuhn (consultor metalúrgico sobre procesamiento hidrometalúrgico y construcción de la planta piloto)», añadió Sierra durante el acto de inauguración.

Por su parte, el geólogo Lowell explicó que, tal como se había anunciado el año pasado, se trata de una nueva variedad de yacimiento el descubierto en Alto Paraná.

Insistió en que podría ser el depósito más grande del mundo y que la planta piloto permitirá seguir el trabajo de exploración con una forma innovadora, procesar el mineral, lo que haría viable su explotación, lo cual podría ser aplicado en otros yacimientos similares alrededor del mundo.

UTILIDAD. Lowell señaló que el titanio es un elemento cuyo uso más común es la forma de óxido, como pigmentos en pinturas, plásticos y papeles. Sin embargo, precisó que, cuando es refinado como metal, este es muy liviano y resistente.

Remarcó el hecho de que el mineral, al ser producido a bajo costo, puede ser utilizando ampliamente en las diferentes industrias.

La inversión 

El proyecto de explotación de titanio necesitaría una inversión inicial de por lo menos 500 millones de dólares. Con la producción o explotación se podría obtener entre 5 y 10 millones de toneladas al año del mineral, con una vida útil potencial de 100 años.

El proyecto de explotación dependerá de los resultados de los estudios de investigación que se encuentran realizando y de las pruebas de función que se realizarán en Sudáfrica, y de ser favorables marcarían sin duda un hito en la historia y en el desarrollo del Paraguay.

Por su parte, la viceministra de Minas y Energía, Mercedes Canese, señaló que la planta piloto va a ayudar a cuantificar la potencial reserva de titanio y que, al mismo tiempo, va a servir para verificar la nueva tecnología, para ver si es posible llevar esto a escala industrial, y que Paraguay pueda ser de esa forma productor de titanio, tan importante como los países del sur de África.

Dijo que el esfuerzo que realiza el Ministerio de Obras Públicas, es el mismo para todas la empresas que tienen interés de explorar, tanto minería como hidrocarburo en el país.