El activista Bernardo Vásquez Sánchez quien fuera el representante de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, perdió la vida la noche de hoy después de ser emboscado por sujetos desconocidos en Santa Lucia, Ocotlán. La Coordinadora se opone a las actividades de una filial de la minera canadiense Fortuna Silver Mines en el sur de México.

 

Fuentes: diario La Voz y rz941.saltoscuanticos.org

Bernardo Vásquez Sánchez, de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (CPUVO), murió a causa de las heridas producidas por «proyectiles de arma de fuego» disparados por desconocidos en un cruce de la comunidad de Santa Lucía.

Dos personas que viajaban con Vásquez, Rosalinda Canseco y Andrés Vásquez Sánchez, resultaron heridas, según un comunicado del Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios (CODT), integrado por siete organizaciones no gubernamentales.

El colectivo responsabilizó directamente a la empresa Cuzcatlán y al alcalde de la comunidad oaxaqueña de San José del Progreso, Alberto Mauro Sánchez, de la muerte de Vásquez y también de la de otro activista, Bernardo Méndez Vásquez, que fue asesinado en enero pasado.

Denuncias. En un comunicado, CODT señaló que la organización que dirigía Vásquez había advertido varias veces a las autoridades del estado de la posibilidad de que se produjeran disturbios en San José del Progreso debido a la entrada de la empresa minera Cuzcatlán, filial de Fortuna Silver Mines, «ya que inició sus operaciones sin el consentimiento de la comunidad».

También habían denunciado en «repetidas ocasiones», según CODT, que «la empresa minera estaba financiando a grupos armados en la comunidad con el aval del presidente municipal de San José del Progreso», Alberto Mauro Sánchez.

Las organizaciones sociales denunciaron que el Gobierno del estado, encabezado por el gobernador Gabino Cué, hizo «caso omiso» de esas denuncias e incluso acusó a los denunciantes de querer desestabilizar la zona.

El hoy occiso en entrevistas para «Oaxaca en Pie de Lucha» en el mes de enero, comentó que a Bernardo Méndez lo habían confundido. «Iban por mí», comentó Bernardo Vásquez en aquella ocasión, «no me mataron porque los policías que son de otras comunidades no me reconocieron», señaló.

A continuación un fragmento de lo que Bernardo Vásquez Sánchez comentó el 20 de enero de 2012:

Un plan bien estructurado

En tanto que Bernardo Vásquez Sánchez, integrante de la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, explicó que la agresión donde perdiera la vida su compañero (Bernardo Méndez Vásquez), obedece a un plan bien estructurado y premeditado de provocación, que vino montando el presidente municipal de San José el Progreso, Alberto Mauro Sánchez Muñoz.

«Iban por mi, al compañero, lo confundieron y como los pistoleros que traía el presidente no son del pueblo, no me reconocieron, solo escucharon ¡ahí viene Bernardo! y le vaciaron el AK-47; tan alevosa y sádica fue la agresión que le seguían disparando y le volaron los dedos cuando pretendía levantarse y ponerse a salvo tras estar en el suelo herido», explicó.

Vásquez Sánchez señaló que esto ya se veía venir, por parte del presidente municipal.

«Ya veíamos venir esto, fue muy claro que el único mérito que el ahora presidente tuvo para ser electo candidato del priismo en San José el Progreso, es su trayectoria como pistolero y a si lo dejó plasmado cuando, en el cierre de campaña, dijo: «Y al que se me ponga al brinco yo si me lo voy a echar». Por esta razón dijo, el presidente ha huido del pueblo, sin que nadie sepa de él desde la tarde de la agresión.

Ante este escenario, dijo «no nos queda más que pedir su destitución inmediata, que se instruya proceso penal contra él y contra quienes participaeron en a agresión», aunque dijo, estas autoridades ya han huido del pueblo, «que casualidad que ahora el presidente diga que no tuvo nada que ver, cuando ya hasta huyó del pueblo así como sus regidores a excepción del Síndico, cuyo hijo está preso por ser el comandante de la policía municipal».

Datos

– La empresa minera Cuzcatlán, filial de la empresa canadiense Fortuna Silver que opera en San José del Progreso, requiere de 400 mil a 500 mil litros de agua diarios para poder separar los minerales.

– Con el asesinato de Bernardo Vásquez Sánchez suman cuatro los decesos desde que la mina llegó a San José del Progreso.

– Comunidades y autoridades municipales y agrarias de Capulalpam de Méndez y los Ocotes han mostrado su solidaridad y las mismas preocupaciones en relación a la entrada de proyectos mineros.

– La compañía que aún no concluye el proyecto en la mina San José, estima que «producirá 5 millones de onzas de plata cada año».

– Los directivos de la minera canadiense Fortuna Silver Mines, que opera en la comunidad de San José del Progreso, Ocotlán, protagonizaron el pasado martes 17 de enero, la ceremonia de apertura de la bolsa de Nueva York, para celebrar los casi cuatro meses que lleva cotizando en el parqué neoyorquino.

– Fortuna Silver Mines, fundada en 2004, anunció en noviembre pasado que durante el tercer trimestre de su ejercicio fiscal (julio-septiembre) registró un beneficio neto de 10,31 millones de dólares