A pocas horas del inicio de que observadores internacionales y nacionales lleven a cabo un recorrido por la comunidad indígena nahua de Zacualpan, municipio de Comala, Colima, que está en contra de la explotación minera a cielo abierto, un grupo de comuneros afiliados al PRI, apoyados por policías estatales, bloquearon el acceso a la comunidad.

Fuente: La Jornada
En un comunicado de prensa, integrantes de la comunidad denunciaron que simpatizantes del depuesto comisariado ejidal Carlos Guzmán Teodoro, con el apoyo de integrantes de la patrulla estatal 1401 se ubicaron en los accesos de la comunidad para impedir el arribo de los observadores nacionales e internacionales.

Sostuvieron que la acción del grupo identificado con el PRI pone en riesgo la integridad de los indígenas, viola sus derechos constitucionales. «Están cometiendo un delito de secuestro con el apoyo de policías del estado», expusieron.

Los indígenas nahuas depusieron de su cargo a Guzmán Teodoro tras apoyar la explotación a cielo abierto de la mina de oro que se localiza en su región, sin la aprobación de la mayoría de los ejidatarios. Además, el ex comisariado ejidal ocupó ilegal y violentamente el balneario comunitario Ojo de Agua, luego de que también se le quitara la responsabilidad de administrarlo.

Integrantes de la misión nacional e internacional demandaron a la Secretaría de Seguridad Pública del estado y al presidente municipal de Comala garantías de seguridad para llevar a cabo su observación y advirtieron que el grupo de filiación priísta busca imponer su voluntad por la vía de la confrontación y la violencia.