La empresa china-canadiense Ecuacorriente (ECSA) es la primera en obtener licencia ambiental para la explotación minera a gran escala en el Ecuador, otorgada por el Ministerio del Ambiente. La compañía desarrollará su actividad en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe bajo la modalidad a ‘cielo abierto’, para explotar oro.

 

Fuente: agencia Andes

Foto: vista de la Cordillera del Cóndor

20/09/2011. Por su parte el viceministro de Minas, Federico Auquilla, reveló que el proyecto minero es uno de los más grandes de Suramérica, con una inversión de USD 1 630 millones.

La compañía desarrollará su actividad en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe bajo la modalidad a ‘cielo abierto’, para explotar oro, afirmó la ministra del Ambiente, Marcela Aguiñaga.

La funcionaria señaló que «en unos días se firmará el contrato con el Estado, donde (sic) se determinará las regalías e impuestos además de los porcentajes de los ingresos extraordinarios por el aumento del precio del mineral. Luego de esto se iniciará la construcción del proyecto Mirador».

El yacimiento está ubicado en la parroquia Tundayme, localidad El Pangui, provincia Zamora Chinchipe, junto a la cordillera del Cóndor, en la zona de frontera con el Perú.

Según el viceministro la provincia de Zamora Chinchipe ocupa el puesto 18 de aportes al Producto Interno Bruto (PIB) del país, pero con la presencia de los proyectos mineros pasará al cuarto puesto.

La autoridad aclaró que desde que entró en vigencia la Ley Minera (enero 2009) no se han entregado concesiones, sino permisos para que empresas estatales como la Corporación Nacional del Cobre de Chile, (Codelco) y otras de origen venezolano realicen investigaciones (exploración) en el Ecuador.

Otros grandes proyectos en negociación con el Estado ecuatoriano son ‘Fruta del Norte’ (de la empresa canadiense Kinross), que procesará 400 mil onzas de oro al año, y Río Blanco (de la canadiense San Luis Minerales).

En fase de evaluación está el proyecto Quimbacocha (de la canadiense Jambold Ecuador) y Pananza-San Carlos (de la china Explorcobre), que deberán asegurar sus reservas para una negociación definitiva.

A la fecha –según Auquilla- existe un 90% de aplicación de la Ley Minera, el otro 10 % corresponde a mineros artesanales que representan al 80% de las personas dedicadas a la actividad con 1 400 concesiones que se mantienen después del mandato minero.

Estos pequeños proyectos se concentran en la zona de Nambija (Zamora Chinchipe), Camilo Ponce Enríquez (Azuay), Napo y Esmeraldas, donde existe un proceso de tecnificación para que la actividad se realice con el menor impacto ambiental y sin usar sustancias peligrosas que dañan la salud y el ecosistema.

En el distrito minero Zaruma -Portovelo (una de las más grandes reservas de oro), en la provincia costera de El Oro, el 70% de los pequeños mineros inició los trámites de regularización, como afiliación al seguro social de los trabajadores, licencias y auditorías ambientales y la prohibición de usar mercurio en la extracción de minerales.

Se prevé que en el 2014 el sector minero ecuatoriano este totalmente regularizado, con lo cual las inversiones de empresas extranjeras en el país superarían los USD 5 500 millones en los próximos tres años.