El día de ayer 18 de septiembre de 2011, en el parque central de Molleturo se llevó a cabo la Asamblea Popular Ambiental, la cual contó con delegados de distintas comunidades de la región, tanto de la parte baja costanera como de la sierra. La convocatoria hecha por la Coordinadora Popular en Defensa de Molleturo se desarrolló en torno del rechazo al proyecto Río Blanco, así como, el compromiso manifiesto de estar muy vigilantes sobre las decisiones que adopte del gobierno central sobre dicho proyecto.

Fuente: Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía CNDVS

19/09/2011. Este importante evento tuvo la participación del Dr. Wilton Guaranda delegado de la Defensoría del Pueblo Nacional, quién se refirió a varios aspectos de la consulta previa informada como un derecho constitucional. Mientras Julieta Duque, periodista colombiana y defensora de Derechos Humanos habló sobre las graves consecuencias de la minería en Colombia, especialmente en lo que tiene que ver con la violación de derechos humanos de luchadores sociales que se oponen a esta actividad extractiva.

Lina Solano conocida dirigente popular y miembro del Directorio de Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía CNDVS, hizo un análisis del conflicto minero actualmente. Por más de una ocasión denunció todo esos llamados proceso de «socialización» del proyecto Rió Blanco, de los cuales dijo que no son más que mamotretos y reuniones a donde acuden grupillos de mineros y testaferros, pero que descaradamente algunas autoridades del gobierno llaman a eso «procesos de consulta previa». Solano, indicó que en el proyecto minero de Río Blanco, como en todos lo demás casos de los mega proyectos mineros, el estado nunca ha llevado procesos de consulta previa, y que Molleturo -zona de impacto del proyecto- tiene alrededor de 72 comunidades de las cuales el 99% nunca han sido ni informadas ni consultadas.

La convocatoria hecha por la Coordinadora Popular en Defensa de Molleturo tuvo acogida y se desarrolló en torno del rechazo al proyecto Río Blanco, así como, el compromiso manifiesto de estar muy vigilantes sobre las decisiones que adopte del gobierno central sobre dicho proyecto.

Las resoluciones tomadas en la Asamblea son las siguientes:

1. Decimos No y seguiremos diciendo No a la minería y buscaremos los medios y los mecanismos para seguir exigiendo por nuestros derechos.

2. Trabajar para fortalecer la unidad de las comunidades de la parroquia Molleturo.

3. Continuar la resistencia en contra de la minería en nuestra parroquia, ya que los daños ambientales y sociales que causa son irreversibles.

4. Rechazar a los líderes, dirigentes y representantes que se venden a la minera y dan la espalda al pueblo.

5. Rechazar las amenazas del ex gerente de la IMC que hoy piensa que nos puede amedrentar con hacer juicios porque es el Viceministro de Minas.

6. Apoyar la petición presentada en la Dirección Nacional de Derechos Humanos y de la Naturaleza de la Defensoría del Pueblo de Ecuador por la Coordinadora Popular en Defensa de Molleturo, el Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama y la Coordinadora Nacional por la Defensa de la Vida y la Soberanía.

7. Realizar una CAMINATA EN DEFENSA DE LA PACHAMAMA, LA VIDA Y LA SOBERANÍA, que partirá del centro de Molleturo hasta la ciudad de Cuenca.

8. Realizar un plantón en la ciudad de Cuenca en loos próximos días.

9. Emprender otras acciones judiciales por nuestros derechos violados.

10. Acogernos a nuestro derecho a la resistencia y mantenernos en asamblea y movilización permanente frente a la amenaza de la firma del contrato entre el gobierno y la empresa International Mineral Corparation (IMC), para la explotación del megaproyecto de oro Río Blanco.

11. Realizar las acciones de hecho que sean necesarias a fin de exigir por la prevalencia de nuestros derechos.

12. Rechazar las campañas de desprestigio contra organizaciones y personas que desde hace años vienen en la lucha contra la invasión minera.

Equipo de comunicación de la CNDVS