Un rotundo rechazo al actual marco jurídico heredado de la dictadura en torno al uso y explotación de los recursos naturales presentes a lo largo y ancho del territorio nacional, y el directo emplazamiento al gobierno a velar por los intereses del pueblo chileno y sus comunidades fueron las principales resoluciones del III Encuentro de la Red Ambiental Norte que convocó a diversas organizaciones sociales en defensa del medioambiente y de los ciudadanos y cuidadanas que hoy se han visto enfrentados a los embates de los grandes proyectos extractivos y su desamparo frente a las leyes.

Fuente: La Alternativa

12/11/2010. Según el comunicado público emitido con las declaraciones del encuentro realizado durante el fin de semana en la comunidad de Pisco Elqui, las organizaciones convocadas además han pedidodeclarar inconstitucional el tratado binacional realizado entre Chile y Argentina que ha permitido imponer la voluntad de Barrick Gold para explotar los yacimientos de oro y plata en las cumbres de la Cordillera de Los Andes.

En cuanto al impacto social de los proyectos mineros, las organizaciones denunciaron la división de las comunidades producto de la compra de conciencias de los pobladores, que actualmente se ha instaurado como política de presión y que ha actuado bajo completa impunidad por parte de los medios de comunicación. «La manipulación e intervención de las empresas o grupos económicos que han creado división interna en las comunidades a través de corruptos ofrecimientos, utilizando recursos económicos y alineando los medios de comunicación masiva en contra de las comunidades legítimamente organizadas en defensa de sus territorios».

Decretos de Ley

Con el mismo énfasis que los planteamientos anteriores, la declaración pública condenan y exigen la abolición del Decreto de Ley 600 (DL600), la eliminación del la Ley 19.657 (Ley de Concesiones Geotérmicas) y el Decreto de Ley 90, que permite la introducción de partículas contaminantes al mar, proponiendo a su vez la íntegra aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, el derecho a consulta a los pueblos indígenas y la indivisibilidad del agua y la tierra mediante la derogaciones del actual código de aguas.

Finalmente han hecho un llamado al pueblo conciente y preocupado por las proliferación de políticas que desempoderan a los ciudadanos y cuidadanas a decidir sobre el futuro y las bases del desarrollo material de Chile a posteridad.

«La Red Ambiental Norte solidariza con todas las comunidades que están luchando por la defensa de la vida, y hace un llamado a todas las organizaciones sociales, sindicales, ambientalistas, gremialistas, culturales y profesionales, a incorporar en sus demandas los temas ambientales y levantar a nivel nacional el pliego por la defensa de la vida y del medio ambiente», concluye.