La destrucción que supone Andina 244 de Codelco: afectación irreparable de al menos 26 glaciares, muchos de ellos de roca, que son los que alimentan las napas subterráneas de las dos regiones más pobladas del país; destrucción de decenas de sitios arqueológicos y patrimoniales, desaparición del santuario de la naturaleza Yerba Loca, distorsión identitaria en nuestras comunas, imposibilidad del desarrollo agrícola y turístico en nuestras localidades, contaminación del aire, agua y suelos que generan irreversibles daños a la salud; en fin, maximización de las utilidades sin considerar los costos sociales y ambientales, cuestión imperdonable en las transnacionales, pero simplemente absurda en una empresa estatal.

Andina 244: El modelo minero chileno y la vida, no son compatibles

58 representantes de comunidades, pertenecientes a 19 comunas y 32 organizaciones afectadas por el proyecto minero Andina 244, de Codelco, nos reunimos el sábado 20 de julio de cordillera a mar, en Llay Llay, en una jornada de trabajo en la que acordamos declarar a la opinión pública lo siguiente:

1. Entendemos que el agua es un bien común vital para la existencia de los humanos y de los ecosistemas que habitamos, por lo que es un deber protegerla y defenderla de proyectos que amenazan la sustentabilidad de las cuencas que posibilitan su ciclo.

2. El proyecto minero Andina 244 de Codelco pretende triplicar la producción del proyecto Andina, que opera en Aconcagua hace más de cuatro décadas, tiempo en que ha destruido 4 glaciares y contaminado los cada vez menores caudales que surten a todo el Valle. La actual situación del Valle de Aconcagua supone una alerta que debe ser escuchada por nuestro país.

3. Codelco oculta, tergiversa y manipula la información relacionada con los impactos de la expansión de División Andina, con el fin de que los Servicios Técnicos que deben evaluar el proyecto, y la comunidad, no puedan tener una dimensión real de la destrucción que ésta supone: afectación irreparable de al menos 26 glaciares, muchos de ellos de roca, que son los que alimentan las napas subterráneas de las dos regiones más pobladas del país; destrucción de decenas de sitios arqueológicos y patrimoniales, desaparición del santuario de la naturaleza Yerba Loca, distorsión identitaria en nuestras comunas, imposibilidad del desarrollo agrícola y turístico en nuestras localidades, contaminación del aire, agua y suelos que generan irreversibles daños a la salud; en fin, maximización de las utilidades sin considerar los costos sociales y ambientales, cuestión imperdonable en las transnacionales, pero simplemente absurda en una empresa estatal.

4. En este mismo sentido, denunciamos como aberrante y del todo ilegítima, la estrategia creciente de cooptación y de «compra de voluntades vecinales» que ha venido implementando Codelco, con platas de todos los chilenos y chilenas, para sembrar el miedo, el silencio y la ruptura del tejido social en los territorios en los que opera, de manera de invisibilizar los impactos dramáticos que hoy comprometen la vida, la salud, la cultura y el medio ambiente de miles de compatriotas.

5. Esta conducta de la estatal, que legitima la depredación acelerada de nuestros bienes comunes, es la prueba más evidente de un proyecto país extractivista y primario exportador, que debe ser modificado antes de que sea demasiado tarde. Hoy ya hay un tercio de las comunas de Chile sufriendo escasez hídrica, y la desertificación media y alta alcanza a un 67% del territorio nacional, seguir esperando las soluciones, es claramente ser parte del problema.

6. Imponer límites a la megaminería química es tan urgente como promover con fuerza mecanismos que salvaguarden la sustentabilidad de nuestras cuencas, como una ley de protección de glaciares y del ambiente periglaciar, compromiso que debe cruzar las agendas de todas y todos los candidatos que postulan a la representación ciudadana.

7. Es evidente que la institucionalidad ambiental de Chile está hecha para posibilitar las inversiones y no para proteger el medio ambiente, es por ello que no confiamos en los resultados de las evaluaciones que el Estado haga para un proyecto del propio Estado y nos declaramos desde ya en movilización y en estado de alerta social frente al proyecto Andina 244.

8. En los próximos meses desarrollaremos diversas marchas territoriales para romper el cerco mediático que se ha impuesto sobre este proyecto, demostrando la fuerza que genera una comunidad consciente, articulada y segura de que serán sus capacidades y potencialidades, expresadas en la construcción colectiva, las únicas que podrán ver nacer un país que nos dé sentido, reproduzca la vida y deje de endiosar al dinero y al individualismo como único mundo posible.

9. El 27 de julio se desarrollará la primera marcha territorial en los Andes, partiendo en caravana de vehículos desde San Esteban, a las 11 de la mañana, jornada a la que están todas y todos cordialmente invitados.

Organizaciones Firmantes:

AGE Aconcagua

Asamblea Popular Aconcagua

Asamblea Popular por la Defensa del Valle Aconcagua

Centro Ecológico Génesis

Colectivo Estación Resistencia

Colectivo Tiawon

Comunidad Aconcagua de El Mensaje de Silo

Comunidad Buen Vecino

Comunidad Mil Colores de El Mensaje de Silo

Comunidad Huechún

Comunidad Los Andes

Comunidad San Esteban

Comunidades por el Derecho a la Vida

Coordinadora por la Defensa Aconcagua

CR2

Finca Ecológica Ekachakra

Fundación Pangea

Fundación por la Tierra Panguipulli Red Ecológica

Greenpeace en Chile

Inchin Kim Lonko

MODATIMA

Movimiento Comunidades por el Derecho a la Vida

Movimiento Ecosocialista

Observatorio Aguas

OLCA

Organización Dunas de Ritoque

Rio Andino

SECMA – FECH

Sindicato Lider

Personas Firmantes:

Armando Aldunate

Jaime Noriega

Jaime Vogel

Javiera Oñate

Joselyn Henriquez Rojas

Juan Pablo Viedma

Karen Rohn

Laura María Anguita

Marie Louise Pagola

Miguel Hechenleitner

Nicolás Miranda

Nielz Cortés Torrejón

Roberto Vergara

Contacto: alertaandina244@gmail.com

www.alerta244.cl