Los manifestantes cortaron una vía férrea que Vale utiliza para transportar lo extraido en la mina de Carajás. Reivindican sus derechos sobre las tierras en protesta tomaron  el control de una parte de la vía férrea que une las municipalidades de Mineirinho y Auzilandia, en el norteño estado de Maranhao.
Fuente: Cronista.com
Protestas de indígenas brasileños interrumpieron el tránsito ferroviario en una vía que utiliza Vale para su mina de Carajás en Brasil, el último episodio semejante que afecta al mayor productor de mineral de hierro.

Según un comunicado, un grupo de indígenas que busca reivindicar derechos sobre las tierras tomó el control de una parte de la vía férrea que une las municipalidades de Mineirinho y Auzilandia, en el norteño estado de Maranhao.

El servicio por esa vía férrea, conocida como EFC, está paralizado. El tren transporta pasajeros pero también mineral extraído de la gigantesca mina de Carajás, en el vecino estado de Pará.

«Vale rechaza cualquier tipo de manifestación violenta que ponga en riesgo la vida de sus empleados, pasajeros que usen el ferrocarril y sus operaciones», dijo la compañía en el comunicado.

«La manifestación no tiene relación directa con Vale», agregó.

Es usual que las protestas sociales afecten a las operaciones de Vale, pero las tensiones habían disminuido en los últimos años ya que la compañía aumentó el gasto social en las empobrecidas áreas cercanas a las minas.