Oruro tiene grandes extensiones de suelos contaminados con las aguas con residuos de plomo, plata y estaño que salen de las minas de Huanuni y San José, que incluso llegan hasta el lago Poopó y Uru Uru, provocando graves consecuencias en la producción de pejerrey.

 

Fuente: FM Bolivia

10/09/2011. El 40 por ciento de los suelos del departamento de Oruro se convierte en un desierto debido a la falta de agua, uso excesivo de agentes químicos en la minería y en la agricultura, y por la ausencia de una política de regeneración de la tierra.

«El 40% de los suelos del departamento de Oruro están en la etapa de degradación o desertización, ocasionando la pérdida de la cobertura vegetal, de forraje, y por ende, baja la producción de la ganadería y la agricultura», advirtió el responsable del proyecto Q´auchi de la Gobernación, Daniel Nuñez.

Como parte de la remediación de suelos salinos del departamento, se efectuó la siembra de q´auchi, que es una planta andina resistente al frío y las heladas, mezclada con el producto denominado Tricodema, proveniente de Santa Cruz.

El q´auchi se sembró en cuatro hectáreas de terreno, en la comunidad de Jarata Marka, ubicada en la jurisdicción del municipio de Toledo, provincia Saucarí del departamento de Oruro. En tres hectáreas se efectuó la siembra de q´auchi mezclada con Tricodema, para experimentar el comportamiento de ambas plantas en esta nueva etapa de sembradío y en la cuarta se eliminó el producto químico.

«Queremos conocer el comportamiento del Tricodema en suelos salinos», afirmó el secretario departamental de medio ambiente, Felix Callata.

El Tricodema es un fertilizante obtenido por Probioma (Productividad Biósfera y Medio Ambiente), proveniente de Santa Cruz. Las pruebas se realizan precisamente en un lugar seco, como es la zona de Toledo, con el objetivo de buscar alternativas que permitan recuperar las tierras.

UNA NUEVA ALTERNATIVA

«De existir un resultado positivo con la aplicación del Tricodema en Jarata Marka, sería una alternativa para la remediación de suelos salinos», afirmó Nuñez Yupanqui.

Oruro tiene grandes extensiones de suelos contaminados con las aguas con residuos de plomo, plata y estaño que salen de las minas de Huanuni y San José, que incluso llegan hasta el lago Poopó y Uru Uru, provocando graves consecuencias en la producción de pejerrey.

Alrededor de los dos lagos, también existen bolsas y botellas de plástico en abundante cantidad.

«En caso de obtener buenos resultados para la remediación de suelos contaminados, se firmará un convenio con Probioma, para trabajar en forma conjunta en esta iniciativa», concluyó Nuñez.